domingo, 29 de noviembre de 2009

Amenattu Haider

La fragilidad física es consustancial a los luchadores pacíficos que utilizan valientemente la huelga de hambre. Ocurría ya con Gandhi que dio al gesto realce universal. Fragilidad, sí; también resistencia, entereza moral, convicción, dignidad, ejemplo de valor concurren en Amenatu Haider, lo mismo que sucedía en el líder hindú de la no violencia. Amenatu es una personalidad admirable, dispuesta a todo por su masacrado pueblo. Me cabe el alto honor de conocerla y poder dar testimonio de su calidad humana.Por éso me he unido respetuosamente a los que se solidarizan con su gesto. Confío en que el Gobierno español esté haciendo todo lo que en su mano esté para que Marruecos permita el regreso a su casa de Amenattu, insólitamente, y contra todo Derecho,expulsada del Sahara Occidental. La actitud de total desprecio a la población autóctona es la que demuestra el ocupante marroquí con su intolerante y arbitrario comportamiento hacia Amenattu.El pasado lunes intervine en el Parlamento Europeo en ese sentido. Una semana después me reafirmo en mis palabras de petición de ayuda a las autoridades comunitarias; siete dolorosos días más de huelga de hambre han transcurrido. Amenattu es una heroína que a nadie debería dejarnos indiferente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy loable su postura ,le felicito , esperemos que a AMENATTU, no le suceda nada irreversible y por último , si usted se encuentra por cualquier motivo con el traidor FELIPE GONZALEZ, hagale saber que miles y miles de personas dejaremos de votar al PSOE,entre otras cosas , por ser un partido donde él milita. Un "socialista" vendido al tirano marroquí.Si quiere buena sidra ,venga a NAVA

Anónimo dijo...

(Tomado de El País)
Algo pasa con la política exterior española, que cree en el diálogo incondicional con todo tipo de gobiernos, por terribles que sean sus credenciales democráticas y de derechos humanos, pero se niega a tomar en consideración las demandas de los opositores a muchos de estos regímenes. Y eso que estamos hablando de opositores y movimientos que rechazan expresamente la violencia para conseguir sus reivindicaciones. Al contrario: son estos mismos gobiernos (en Marruecos, China, Cuba o Guinea) los que usan la violencia de forma masiva y completamente arbitraria contra ellos. Y, sin embargo, no merecen ni siquiera ser escuchados por nuestro Gobierno.

¿De dónde viene esta falta de sensibilidad? ¿Cómo se justifica que un país que ha pasado recientemente por una larga dictadura pueda tener tan poca consideración por los activistas por la democracia y los derechos humanos de otros países? Este mismo mes, en un debate al que tuve la oportunidad de asistir, un alto cargo del Ministerio de Exteriores, interpelado por un ciudadano tunecino sobre el porqué del silencio de España ante el clamoroso fraude en las recientes elecciones presidenciales de su país, argumentó que el Gobierno no era quién para decirle a nadie cómo tiene que gobernarse.

Esta doctrina no injerencista choca abiertamente con nuestra reciente experiencia histórica. Muchos recordarán todavía el papel que jugaron las fundaciones de los partidos alemanes a la hora de promover la democracia en España y lo importante que fue para los demócratas españoles contar con apoyo exterior en tiempos de Franco. Europa siempre fue un referente democrático para España. ¿Seremos nosotros alguna vez un referente para los que carecen de libertades y derechos en otras partes del mundo?

Actuando así, además, nuestra política exterior hipoteca la imagen de España y se perjudica a largo plazo. ¿O es que el antiamericanismo español no tiene nada que ver con el abrazo de Eisenhower a Franco, que le permitió perpetuar el régimen 20 años más? ¿O con la declaración del secretario de Estado de Reagan, Alexander Haig, negándose a condenar el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, por ser "un asunto interno de los españoles"?

No se trata, claro está, de romper relaciones diplomáticas con todas las dictaduras del mundo. Desgraciadamente, son demasiadas. Imponer la democracia por la fuerza sólo ha funcionado en circunstancias excepcionales, así que no es una opción válida. Y tampoco se puede olvidar que las propias democracias, con demasiada frecuencia, emplean un doble rasero. Después de Guantánamo y Abu Ghraib, la agenda de la promoción de la democracia y los derechos humanos ha quedado en entredicho y desprestigiada. Pero eso no significa que no se pueda hacer nada. La izquierda, que siempre defendió la libertad y los derechos humanos, no puede mirar hacia otro lado y resignarse, porque con ello se convierte en una fuerza conservadora que perpetúa la situación existente y traiciona sus esencias. Recuperar esa agenda es una tarea urgente.

A comienzos de legislatura, el presidente del Gobierno, arropado por Kofi Annan, anunció una política exterior "comprometida"; "comprometida", aclaró, "con los valores que profesa la mayoría de la sociedad española". ¿Hay alguna duda sobre cuáles son esos valores? Claramente, no los de Raúl Castro, Wen Jiabao, Hugo Chávez o Teodoro Obiang. ¿Son estos valores relativos? Claramente, no. Defender los valores que uno profesa significa ir más allá del puro pragmatismo, aunque haya que tomar decisiones difíciles y gestionar las consecuencias adversas. Nada que a un demócrata no le deba salir naturalmente de dentro. Una diplomacia sin el coraje para defender los valores democráticos de la sociedad que representa es una diplomacia sin sentido alguno.

jitorreblanca@ecfr.eu


9 de 9 en Internacional anterior siguiente Vota Resultado 126 votos

Anónimo dijo...

Creo que Aminatu se esta pasando. Esta poniendo a España en una posicion muy dificl y nosotros no podemos hacer mucho mas de lo que estamos haciendo. Si pone e España contra la espada y la pared quien lo va a pagar es el Sahara. El conflicto no se va a arreglar en los 5 dias que le pueden quedar de vida sin comer. Debe aceptar la ayuda del Gobierno y luchar desde aqui por la indep del pueblo sahrahui con la que yo tb estoy d acuerdo

Anónimo dijo...

Ella sabrá hasta dónde debe llegar en la defensa de su dignidad

Anónimo dijo...

NEWS FROM THE PROGRESSIVE ALLIANCE OF SOCIALISTS AND DEMOCRATS IN THE EUROPEAN PARLIAMENT

3 December 2009 Contact Tony Robinson +32... www.socialistsanddemocrats.eu

ASHTON URGED TO INTERVENE IN ‘TRAGIC’ CASE

The European Parliament’s main progressive group, the Socialists and Democrats, today urged the EU’s new high representative for foreign policy, Baroness Ashton, to intervene in the case of human rights activist Aminatou Haidar, now on hunger strike in the Canary Islands following her expulsion from Morocco.

Group leader Martin Schulz wrote both to Baroness Ashton and to Moroccan foreign minister Taib Fassi-Fihri in an attempt to resolve the situation.

Expressing his “deepest concern” about Mrs Haidar’s case, Mr Schulz wrote to Mr Fassi-Fihri: “We express our solidarity with her at this difficult time. We respectfully ask you to resolve this untenable situation quickly.”

He added: “We join the Spanish foreign minister Miguel Angel Moratinos and the Spanish authorities in calling on you to allow Mrs Haidar’s return to Morocco.”

In his letter to Baroness Ashton, Mr Schulz asks her to “look into the matter and perhaps help find a solution which is satisfactory to both sides in this tragic case.”