martes, 13 de octubre de 2009

El árabe en la Universidad



El único de mis bisabuelos que conocí era profesor de árabe y legó a su familia al menos el respeto por su entrañable pasión filológica. Por un lector riosellano de La Nueva España, Don José Antonio Silva Sastre, me entero de la lucha, desigual como la de otras muchas empresas intelectuales, en contra de algunas autoridades, supuestamente académicas, de terminar con los estudios del árabe en la Universidad de Oviedo.¡Qué barbaridad! El árabe debería tener acogida en Oviedo con la misma normalidad que las lenguas francesa, italiana o inglesa, que tienen excelentes departamentos y publicaciones, y que confío nadie cuestione. Si el árabe desaparece sería un paso atrás de toda la Universidad en su conjunto y una apuesta palmaria por la ignorancia y el desconocimiento de la importancia que esa lengua tiene para comprender en qué mundo vivimos y qué civilizaciones se desarrollan en las fronteras europeas.

Hace años nos visitó, en Oviedo, Camille Cabana, antiguo Ministro de Chirac, que buscaba sus orígenes en Galicia y Asturias. Era Presidente del prestigioso Instituto del Mundo Árabe (IMA) de París. En la misma capital francesa tiene también alto rango el Instituto Nacional de Lenguas y Civilizaciones Orientales (INALCO). El objetivo de todos los sucesivos gobiernos galos es mantener estos instrumentos en referentes mundiales de forma indiscutida como “prioridad de Estado”.

El Sr. Silva hace loa del único profesor ovetense que queda todavía de la poda, Juan Carlos Villaverde Amieva, del que tengo las mejores impresiones por sus incursiones en otros campos culturales; así la edición de Ciriaco Miguel Vigil. El avisado lector menciona también el arabismo de Menéndez Pidal, Emilio García Gómez y Álvaro Galmés, a los que tuve el honor de conocer. Me surge asimismo el recuerdo de toda la familia Floriano con el triste y reciente fallecimiento de Luis, compañero en las lides de la abogacía.

En fin, espero que el Rector no cometa el desafuero de ejecutar esta amenaza.

La Europa que dentro de unas semanas, en Estocolmo, va a alumbrar sus nuevos postulados de futuro, no puede desconocer en sus estudios superiores una lengua como el árabe. La Universidad, cuatro veces centenaria, no ha de fiarlo todo a una perspectiva económica cortoplacista. Algunos se percatarán del indudable futuro del árabe, incluso del económico que ahora ningunean, cuando sea demasiado tarde.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucho gusto en saludarle y participar en este espacio.
Soy Pedro Cano Ávila, le envío mi página web personal, que está en la Universidad de Sevilla:_
http://personal.us.es/pcavila/
Estuve trabajando en el C.S.I.C. (ESCUELA DE ESTUDIOS ÁRABES DE GRANADA), haciendo mi tesis doctoral que leí en 1986 y la calificó el tribunal con sobresaliente "CUM LAUDE". LUEGO FUI PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA. MÁS TARDE DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA DESDE 1988, ¡¡¡VEINTIÚN AÑOS YA!!! Y DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID (PARA UN CURSO DE DOCTORADO).
QUIERO AGRADECERLE MUCHO, ¡¡¡MUCHÍSIMO!!! LO QUE HA ESCRITO SOBRE EL ÁRABE EN OVIEDO.
ZARAGOZA TAMBIÉN SUFRE ATAQUES EN SU IMPARTICIÓN DE LA LENGUA Y CULTURA ÁRABES, LO MISMO QUE ALICANTE Y ¡¡¡SEVILLA!!! DONDE YO TRABAJO.
¿¿ES QUE ESTÁN CIEGOS?? ¿¿ES QUE SE HAN VUELTO LOCOS??
¡¡LUEGO BIEN QUE ALARDEAN DEL LEGADO ANDALUSÍ LOS POLÍTICOS!! ALCALDES, PRESIDENTES DE COMUNIDADES AUTONÓMICAS Y PRESIDENTE DEL GOBIERNO INCLUIDO.
QUEDO A SU TOTAL DISPOSICIÓN.
PEDRO CANO ÁVILA
UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Anónimo dijo...

La verdad es que siento pena porque políticos como Berlusconi, Camps y otros y otros y tantos otros puedan llegar incluso a contar con el apoyo de Parlamentos.
Cosas así son las que favorecen que no se le vea sentido ninguno a la actividad política, y por tanto, son las que hacen que la democracia se empobrezca... Triste, muy triste.

Agradecerte las palabras contra q se prescinda de "una asignatura de 6 créditos" para impartir. La verdad es que tremendo que un profesor tenga que andar reivindicando esto y que sean sus propios colegas los que le conduzcan a esta situación.

También es muy triste que la Universidad de Oviedo "pueda permitirse" el lujo de prescindir del árabe.... Triste, también muy triste.