miércoles, 7 de octubre de 2009

DEBATE EN LA COMISIÓN JURI: PRIMERA PRESENTACIÓN DE LAS MEDIDAS CONTRA LA MOROSIDAD



Sr. Presidente, me parece muy bien el espíritu de incidir en medidas contra la morosidad. Algunos saben aquí que he sido alcalde de un Ayuntamiento importante en España y que mi gran preocupación fue siempre esta materia que tanto distorsiona la economía. Conseguí, con mis compañeros de Corporación y funcionarios, que hubiese superávit contable y cesasen las tensiones de pago. Es muy difícil pero se puede y se debe hacer. Ahora bien, también me corresponde advertir que las medidas propuestas tienen prima facie, que decimos, algunos inconvenientes. Me consta que en el texto que ya trabaja el Consejo se ha previsto va a neutralizar un problema muy grave de la primitiva iniciativa de la Comisión. Y es que un principio básico de ordenamiento jurídico, al menos español, que tiene incluso carácter constitucional, descansa en la inembargabilidad de los bienes públicos. Por otra parte, la sanción económica que pretende corregir un comportamiento moroso puede llevar al contrasentido del incentivo perverso de que alguien se beneficie del mal funcionamiento de la Administración. También pudiéramos estar animando a que los poderes públicos para cubrirse del coste extra de esas sanciones, creen estructuras externas que funcionen como empresas no sometidas a la discriminación sancionadora para canalizar bienes y servicios. Tampoco, por principio se puede aceptar la imposición a los poderes públicos en exclusiva de un recargo de morosidad del 5%. En cualquier caso sobre ese recargo estoy abierto, como ponente en la sombra de la directiva, al diálogo y al debate, pero en absoluto, lo reitero, sobre la inembargabilidad de los bienes públicos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

estimado Antonio. Comparto plenamente tus comentarios respecto de la" parte publica" del problema. Sin embargo, igual que se pretende resolver el problema
empresa- adminsitraciones, lo que no entendemos es porque la Comision no busca tambien una solucion al problema de las relaciones comerciales entre empresas. En nuestro caso, y a la vista del excesivo poder que en la cadena agroalimentaria tiene el eslabon de la distribucion, lo qu
e pedimos a la UE es que se incluya en el texto de Directiva una definicion clara de practicas y clausulas abusivas, y se permita a las Organizaciones profesionales denunciar tales abusos ante las admones o los tribunales nacionales.