jueves, 1 de octubre de 2009

CONSULTA CIUDADANA SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO




La broma que los periodistas Francisco Orejas y Miguel Rama me gastaron hace años de que había asistido a dos actos a la vez, me hubiera gustado convertir en realidad el pasado sábado, cuando quería encontrarme en Gijón en la encuesta pública sobre cambio climático.

A iniciativa del Parlamento danés, y en el marco de actividades de la ONU y del Ministerio español de Asuntos Exteriores, se procedió el pasado sábado 26 a una singular consulta ciudadana sobre el calentamiento global. La encuesta española se realizó con cien personas elegidas por la asesora del popular programa "Tengo una pregunta para usted".El foro, simultáneo a otros cuarenta en el mundo, estuvo confiado por la ONG "World Wide Views on Global warning" al filósofo ovetense Armando Menéndez Viso, un intelectual de primera. Todo, en una dura jornada de trabajo, se desarrolló en el Centro de Arte de la Laboral. Ya sabemos, o deberíamos saber, que el cambio climático es un problema mayor, a largo plazo, que la crisis económica pero, como muy bien se ha experimentado en la cita gijonesa, es preciso que los gobiernos pulsen de esta y otras muchas formas el estado de ánimo de sus poblaciones y reciban sus propuestas. A partir de la Cumbre de Copenhague del próximo 30 de Noviembre de la que saldrá el protocolo que sustituirá al tan conocido e incumplido de Kioto, las medidas van a ser muy drásticas y exigirán aceptación y consenso ciudadano. Es mucho lo que se juega la Humanidad y no cabe decidir el rumbo exclusivamente entre las minorías ilustradas y gubernamentales; de ahí la importancia de que un centenar de compatriotas, bien designados como prototipo, se hayan pronunciado y que otros muchos sigan participando en la web, "WWViews".

Sentí mucho mi inasistencia pues una asamblea así configurada es precedente para otras consultas europeas que han de hacerse y perfeccionarse sobre retos tan capitales. A la misma hora participaba yo en el Congreso que sobre Unamuno se celebraba en Salamanca. En "Las mil y una noches", un personaje falta a su cita de Bagdad y se va, creo, a Samarkanda, ciudad también de ensueño. Allí donde se le esperaba no estaba pero el destino resulta inexorable y, en el cuento más largo jamás contado, le sobreviene la muerte como nos ocurrirá como género humano si no se atiende el clamor de que nos dirigimos al precipicio apocalíptico. Bien pues, por los asambleístas de Gijón y la prioridad que reclamaron para la política del cambio climático. Felicidades al profesor Menéndez Viso y que logremos vencer a la fatalidad y al destino con la concienciación de todos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El cambio climatico es la unica estrategia que "los paises desarrollados" nos podemos inventar para competir con el mundo que viene( China, India, Brasil...)Adelante con ello!!!