viernes, 28 de agosto de 2009

LOS ALMALLOS

La toponimia asturiana no deja de sorprender, incluso a los que alguna vez pertenecimos a la oficial Comisión de Toponimia. En lo alto del Concejo de Taramundi se encuentra “Los Almallos”, una aldea que se me apareció entre nieblas y árboles, donde un matrimonio, Virginia y Miguel, han puesto un restaurante “ecológico” de extraordinaria calidad y calidez, “Los arándanos”, con productos maravillosos, los más de su propia huerta y de las cercanías. Hay que tener verdadero espíritu emprendedor para pasar de los fogones madrileños de la Trainera a, sin abandonar la alta gastronomía, la región que en la Europa comunitaria hemos bautizado como Oscos-Eo. El liderazgo del Alcalde Lalo Lastra, antiguo Director Regional de Montes, se nota bien en toda la comarca:”Gracias al Ayuntamiento que limpia los caminos de nieve, podemos abrir los fines de semana invernales. Durante largas semanas haremos las mermeladas y los demás derivados”.

Todas las iniciativas de Taramundi son fantásticas. La palma y la fama principal están en la cuchillería. Nunca perdonaré a aquellos colegas parlamentarios que en su día no quisieron apoyar la singularidad artesanal de la cuchillería española contra las copias y la penetración oriental que adolece de finura y calidad. Las gentes de Taramundi, confiando en los productos del campo y animales autóctonos nos envían un mensaje nítido a los responsables comunitarios: el desarrollo rural no es una entelequia pero exige un espíritu y una convicción que es el alma de Europa; “Los Almallos”, sin ir más lejos.

6 comentarios:

El ángel de Olavide dijo...

Visitar "Los Arándanos" da para mucho mas que una buena comida y una excelente tertulia. Te permite conocer de primera mano la aventura de los nuevos pioneros que se atreven a rescatar las viejas comarcas del atraso y del subdesarrollo. Y, por supuesto, a conocer, de la mano de un escritor político como tu la trastienda de las políticas europeas. Todas esas cosas que nos suenan a chino a los capitalinos como la reforma de la PAC, las políticas de desarrollo rural, los programas leader, etc.
Aproveché para colocar una referencia del restaurante en 11870.
Aquí está el enlace para los que quieran conocer tan magnífico sitio.
http://11870.com/pro/restaurante-los-arandanos

Por cierto, ¿recuperaste el sombrero?

ANTONIO MASIP dijo...

Eduardo Lastra entró en la política activa a mediados de los setenta. En las primeras elecciones municipales tras la reinstauración de la democracia -en 1979- fue elegido alcalde de este concejo como independiente. A las siguientes, en 1983, se presentó por el PSOE y revalidó su mandato, cargo que mantuvo hasta 2003 tras ser llamado por Servanda García -su 'hermana política'- para dirigir el IDR.

Lastra lideró, durante sus 24 años de mandato, el proyecto de transformación socioeconómica de su concejo. Él fue uno de «aquellos locos», como siempre se definió, que creyó en el turismo rural. En 1986 se puso en marcha el Plan Oscos-Eo y se inauguró el hotel La Rectoral, el gran referente del turismo rural en España.

Anónimo dijo...

Querido Antonio,
Te adjunto 2 fotos de tu "love affair" con mi queridísima Gracia, la "vieyina" de Amieva a la que tú tuviste la delicadeza de saludar en una fecha muy señalada para ella, (su 93 cumpleaños y su nombramiento como "paisana del Año 2009"). Gracias en su nombre y en el mío propio.

Leo todos tus "blogs", siempre con mucho interés. Tus apasionados juicios, cuando de Oviedo se trata, a veces me producen sonrojo...Creo, amigo Antonio, que ese "Oviedín" es bastante "pequeñín"... y sobran un sinnúmero de halagos. Bien es cierto que vosotros los que andais de "politiqueo" estais bajo una servidumbre que los que siempre anduvimos "llibres como paxarinos" nos parece impropia del ser inteligente... y tú lo eres, y mucho, para no tener que estar bajo ese manto hipócrita que tan poco aporta al verdadero ser humano..,,

Los Arándanos, de Almallos dijo...

Hola Antonio,

Hemos leído su artículo y, como no podía ser de otra manera, nos ha vuelto a llegar al corazón, nos llena de emoción y por qué no decirlo, de cierto orgullo el que nos vincule con el espíritu del turismo rural. Leyendo su artículo parece que hemos hecho aquí, en Almallos, algo grande, algo importante y lo único que hemos hecho ha sido crear un espacio en el que, por un lado, hacer lo que mejor sabemos hacer que es dar de comer a nuestros clientes intentando que disfruten lo máximo posible con todos los sentidos y por otro lado trabajar la tierra y poder estar en contacto con nuestra amada madre naturaleza, compartiendo con todo el que así lo deseé, los frutos que nuestros campos nos regalan (eso sí, a cambio de algo de trabajo y un poco de cuidado hacia ellos) convertidos en deliciosos alimentos saludables.

De verdad Masip, para nosotros significa mucho lo que en nuestro pequeño y modesto proyecto ha visto y lo que está haciendo por nosotros, muchas gracias de todo corazón.

Un abrazo y hasta pronto,

Miguel y Virginia

Anónimo dijo...

El mayor problema que tiene este matrimonio es que no paga a la gente que trabajo para ellos

El ángel de Olavide dijo...

La Voz de Galicia acaba de publicar un amplio reportaje sobre el complejo de Almallos y Los Arándanos.

http://www.lavozdegalicia.es/amarina/2009/10/22/0003_8053220.htm