jueves, 16 de julio de 2009

PREGÓN DEL PAN Y LAS NATAS





Gracias por invitarme.

Acabo de llegar de la capital comunitaria donde, entre otros asuntos, hemos tratado el de la seguridad alimentaria, ponencia que ha permitido por primera vez a nuestro país, en la persona de su Presidente de Gobierno, intervenir en la cumbre del llamado G-8. Desde Bruselas y Estrasburgo contemplo cotidianamente el gobierno del mundo y no puedo menos de pensar que desde estas brañas vaqueiras, en una celebración gastronómica, ha de contemplarse el mundo y la seguridad alimentaria con el especial acento de esta bendita, aunque dura y maravillosa, tierra y estas gentes, tan esforzadas, a las que no llega el ánimo legislador europeo de fijar una jornada máxima de trabajo, conseguida en la industria hace ya décadas. El agricultor y el ganadero tienen todavía una falta terrible de compensación en tiempo libre o de ocio. En tiempo de vida. Bien está que, al menos en fechas señaladas del calendario haya celebraciones como la que hoy nos convoca.

Aquí hay un pasado tan admirable y recóndito que ha dado lugar a los más diversos mitos. Mito sobre el origen vaqueiro mismo. Se ha dicho de todo, desde que los vaqueiros descienden del sol, de los caldeos y hasta que, como Astérix, -el galo cuyas atractivas filosofía y comicidad sigue desbordando- serían (los vaqueiros) los celtas en estado puro. En medio, se han barajado otras muchas procedencias, moriscas, fenicias, judías también naturalmente, indoeuropeas…Hace tres años tuve ocasión de invitar a los Alcaldes de la Comarca (Tineo, Allande, Valdés, Cudillero, Salas…) al Parlamento Europeo. Uno de los ciudadanos que se acercó entonces a la exposición sobre esta Comarca mágica, se empeñaba en considerar cercanía analógica al carácter del pueblo flamenco. Y aún recientemente, Francisco Rodríguez, el industrial lácteo más significativo de nuestra región, a la par que intelectual de primer orden, nacido en Leitariegos, puerto de paso de la trashumancia vaqueira, piensa, según me dice, en que puede tratarse de migraciones británicas, quizá de la zona de Lancaster; personas que, a diferencia de los demás asturianos de hace tres siglos, bebían y se alimentaban de leche, como ya se hacía en la Europa del Norte Esa especial particularidad de la alimentación láctea, es la diferencia que destacaba ya nuestro admirado Campomanes. Y si cito a Don Pedro Rodríguez Campomanes no menos reconocimiento merece Jovellanos que tanta atención prestó, como preclara y sensible personalidad, a los vaqueiros en sus agudas descripciones, incluso en sus reivindicaciones de un trato igual, no discriminatorio, por el Poder de la época.

Pero, primero Don Juan Uría, al que tuve el alto honor de conocer, y cuya edición de las obras completas está siendo premiada estos días, y definitivamente Doña María Cátedra, que pronunció hace tiempo este mismo pregón, lleno de rigor y sugerencias, se encargaron de dejar sentado que la especulación sobre el origen étnico vaqueiro es un puro mito, pues nada racial, ni fenotipos, diferencia de los xaldos o aldeanos sedentarios. Es únicamente el modo de vivir, -¡que bastante definitorio es!-, unos de la ganadería y la trashumancia y los otros de la agricultura y los prados más costeros.

Mi buena amiga Nuria González Alonso, de origen vaqueiro ella misma, está a punto de publicar su tesis, que ya ha merecido alto reconocimiento, dirigida por mi entrañable Carmen Ansón, que, como digo, tiene y va a tener gran repercusión.

Es lo cierto, como insiste María Cátedra, que una fiesta como la de hoy, compagina dos productos de origen opuesto, el pan del agricultor y las natas del vaqueiro o ganadero. Fiesta y combinación, hermandad en una palabra, que no solo hace nuestra delicia sino que es un aviso complementario en la hora europea –y del mundo- sobre la seguridad alimentaria y la búsqueda de la mejor nutrición. No solo hay que producir sino hacerlo con calidad y aquí, en Naraval, no hay duda: sois los mejores y lo vamos a apreciar una vez más. Que lo sepan también en la Cumbre del G-8, en Europa y en todas partes.

Muchas gracias

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena mirada Antonio.
El "gobierno del mundo" necesita hoy más que nunca retornar a los estilos de vida tradicionales. no es ocioso este ejercicio que haces cerrando los ojos ante las cristaleras del Europarlamento para tratar de imaginar el mundo desde las montañas de Trascastro o del Puerto del Rañadoiro.

Es importantisimo potenciar aquellas iniciativas que premien, incentiven y pongan en valor modus vivendi alejados del modelo especulativo... claves para salir de la crisis. Del G8 y de Europa necesitamos compromisos mundiales de inversión en las zonas rurales para hacerlas atractivas y sobre todo para hacer sostenible nuestro bienestar.

La tragica muerte de Mari Luz Rodriguez no puede dejarnos indiferentes ya que es la prueba irrefutable de que hoy en Asturias no es posible vivir dignamente dedicado a actividades productivas.

Sirva la valorización de los Vaqueiros a este fin. Estoy con esta tesis de Paco Rodriguez sobre el origen vaqueiro y más con su ejemplo empresarial. El ha llegado a convertir el plomo en oro. Ha conseguido el máximo vuelo para un producto tradicional asturiano.

Hablaba Alfonso Guerra de un doble deber del Estado... reconocer a los genios y apoyar firmemente a quienes no llegan a estos grados de genialidad de forma autónoma.

Para mi se traduce en priorizar los próximos años la Inversión en los territorios fértiles, independientemente de su población actual, frente a las inversiones per cápita. Repartir con criterios poblacionales es políticamente muy correcto, da votos y se está convirtiendo en ley divina... pero no va a cambiar ningún modelo productivo.

MM.

Anónimo dijo...

No sé quién es MM pero, desde luego,un sabio.Es hora de ocuparse del suelo rural aunque pierda habitantes, es decir votos

Anónimo dijo...

Antonio, eres un idealista. Me gusta que alabes a todo el mundo. Es estupenda esa idea aunadora. Espero que lo pases bien con los vaquieros y la gente que te quiere

Un abrazo



Santiago Ibáñez

Anónimo dijo...

Antonio: muy bonito el pregón, y bien documentado. Y un buen aspecto es aludir al contexto mayor -Europa – uniendo lo global y lo local (lo que se llama la glocalización).
Únicamente una pequeña salvedad: Acevedo también proponía un origen, según él “celtas puros” (como si eso existiera...!)
Estoy segura que todos disfrutarán de tu pregón.
Un abrazo,
maria

Anónimo dijo...

Salas,no Cangas.

Anónimo dijo...

Unas palabras sobre tu intervención en el "Festival del pan y las natas". Me parecen interesantes tus referencias a la cultura vaqueira y sus particularidades. Es un tema que siempre me ha interesado mucho, porque mi padre se ocupó repetidamente del mundo vaqueiro desde el periodismo, la novela e incluso el cine. Lástima que no esté en Asturias por esas fechas. Este verano espero que nos acercaremos, aparte de visitaros, hasta el Museo vaqueiro de Asturias, en Naraval.
Un fuerte abrazo para todos,
Octavio

Anónimo dijo...

La Nueva no coloca hoy tu llamada al blog, creí que ya se había suprimido o cambiado con el nuevo Parlamento

Anónimo dijo...

Salas, Cangas, Tineo, Ibias, Degana, Pola... y todas las demas con identicas inquietudes y carencias.

Anónimo dijo...

En el Museo Vaqueiro de Asturias, en la localidad de Naraval,el eurodiputado socialista Antonio Masip Hidalgo fue el encargado de abrir las jornadas. Masip, que recorrió todo el museo pese la múltiples dificultades físicas que hubo de vencer, hizo gala de su humor renunciando al micrófono señalando que "de piernas no estoy muy bien, pero de voz estupendamente". Aseguró que "los vaqueiros han tenido un pasado admirable que ha dado lugar a múltiples leyendas. Desde las que aseguran que descienden del sol o que proceden de los fenicios, caldeos, moriscos a las que aseguran que son celtas en estado puro. Creo con el industrial lechero asturiano Francisco Rodríguez que los vaqueiros no ostentan ninguna diferencia étnica, todo es puro mito, su única diferencia ha estado en su forma de vivir, la transhumancia y la ganadería, frente a la agricultura y el sedentarismo de los xaldos. Eran hombres bebedores de leche como lo hacían los de los pueblos europeos del norte, dato que ya detectó Campomanes, aunque nunca pudo pensar la importancia que tendría posteriormente aquí la leche". Dirigiéndose al alcalde le dijo: "Y ya que yo no puedo correr a ver si al menos lo hacen las obras del Corredor del Esva". Marcos Linde no dudó en asegurar que fue la parte que más le gustó del pregón.

Anónimo dijo...

Muy acertado el pregón.Gerra

Anónimo dijo...

Antonio Masip urge la construcción del corredor del Esva para vertebrar los concejos del interior
La Consejería de Cultura y el catedrático Feo Parrondo son galardonados en las XV Jornadas de Cultura Vaqueira inauguradas por el eurodiputado

I. GÓMEZ
| TINEO


«El ganadero todavía tiene una falta de compensación en tiempo libre y de ocio»
«La gastronomía y el turismo tienen una relación pujante para el desarrollo rural»
«Como yo no puedo correr mucho, por lo menos, que corra, y pronto, el corredor del Esva». Con este irónico juego de palabras, el eurodiputado socialista Antonio Masip manifestó su apoyo a una infraestructura muy demandada por el concejo de Tineo ya que, como señaló el alcalde, Marcelino Marcos Líndez, la mejora de la comunicación entre Navelgas y Brieves «es una necesidad más que una reivindicación».
Ambos dirigentes, que ayer inauguraron en el Museo Vaqueiro de Asturias las XV Jornadas de Cultura Vaqueira de Naraval y Folgueiras del Río, subrayaron de este modo la importancia de las inversiones públicas en el medio rural: «La nueva ruralidad hace referencia a mantener la cultura y las tradiciones, a preservar el paisaje, pero para que esto ocurra la gente tiene que permanecer en las zonas rurales y para ello, la inversión pública, la gestión política no puede cejar para mantener los recursos», subrayó el regidor.
La situación que atraviesa el sector ganadero también estuvo presente en los discursos inaugurales de un encuentro al que Masip calificó como «un acto de reafirmación de la asturianía». Así, el eurodiputado señaló que «el agricultor y el ganadero todavía tienen una falta de compensanción en tiempo libre y de ocio» y el alcalde tinetense admitió que «la incidencia de los bajos precios de la leche afecta a muchas personas» en uno de los concejos de mayor producción lechera de España.
Para compensar esta crisis, ambos coincidieron también en alentar a la diversificación económica: «La gastronomía y el turismo tienen una relación pujante para el desarrollo rural», sentenció Masip quien, no obstante, recalcó que «Asturias era y es ganadera y los vaqueiros lo tenían claro».
Al hilo de la tradición y el Festival del Pan y las Natas, el ex-alcalde de Gijón -que en 2007 apadrinó una exposición sobre la cultura vaqueira en la sede del Parlamento Europeo- también hizo referencia a la normativa europea sobre seguridad alimentaria: «El pan del agricultor y las natas del ganadero son un aviso complementario al mundo sobre la necesidad de una seguridad alimentaria y una adecuada nutrición».
Tras la inauguración de las jornadas, Manuel Fernández, presidente de la asociación cultural Manxelón, responsable de la organización de las actividades que continúan hoy con las IX Jornadas de Convivencia en Folgueras del Río, hizo entrega de sendas placas honoríficas a la directora general de Promoción Cultural y Política Lingüística, Consuelo Vega y al catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, Francisco Feo Parrondo

Anónimo dijo...

Antonio Masip da su apoyo en Tineo a la reclamación vecinal del Corredor del Esva
El europarlamentario socialista ofreció ayer el pregón del Festival del pan y las natas vaqueiras en Naraval

Por la izquierda, Antonio Masip, Marcelino Marcos y Consuelo Vega, directora de Política Lingüística. e. peláez
Naraval (Tineo), E. PELÁEZ

El europarlamentario socialista Antonio Masip se unió ayer a la reivindicación vecinal que lidera el alcalde de Tineo, Marcelino Marcos Líndez, para la construcción del Corredor del Esva. El Principado es el destinatario de esta reclamación que volvió a oírse ayer en la localidad tinetense de Naraval. «Ya que yo no puedo correr mucho que por lo menos corra pronto el Corredor del Esva», afirmó Masip en referencia a la carretera que une Tineo y Valdés a través del valle de Paredes. Con estas palabras daba por concluido el pregón del cuarto Festival del pan y las natas vaqueiras, que se celebró en el Museo Vaqueiro de Asturias.

El regidor tinetense también aludió al Corredor del Esva, una petición que ha dirigido en varias ocasiones al Gobierno regional. «Más que una reivindicación es una necesidad que en una época en la que se trabaja en la vertebración territorial tiene que ejecutarse», dijo. Para Marcos Líndez, esta carretera es «un islote» entre otras ya acondicionadas. Por eso exige su construcción «en dos fases o en cuatro porque lo importante es que arranque», señaló.

Masip se refirió en su pregón a las teorías sobre el origen de los vaqueiros. «Se ha dicho de todo, desde que los vaqueiros descienden del sol, de los fenicios, de los caldeos... y hasta que, como Astérix, serían celtas en estado puro. En medio se han barajado otras muchas procedencias, moriscas, también judías, indoeuropeas...», comentó. Incluso un ciudadano centroeuropeo le comentó al europarlamentario asturiano, durante la exposición que la Comarca Vaqueira llevó a Bruselas, que encontraba «cercanía analógica al carácter del pueblo flamenco». Que provengan de migraciones británicas, quizá de la zona de Lancaster, ya que son «personas que a diferencia de los demás asturianos de hace tres siglos bebían y se alimentaban de leche, como ya se hacía en la Europa del Norte» es otra de las teorías.

Los vaqueiros vivían entonces con el autoconsumo pero, indicó, «faltaba un Jovellanos, un político, un emprendedor y pensador que hubiera impulsado la comercialización del producto como hacían con la trajinería, la arriería e, incluso, con el pescado que llevaban de la costa pixueta a las montañas». Los investigadores Acevedo, Juan Uría y María Cátedra concluyeron que «la especulación sobre el origen étnico vaqueiro es puro mito» y que la diferencia con los xaldos proviene de la forma de vida, con la práctica de la trashumancia por parte de los primeros.

El Festival del pan y las natas vaqueiras, que organiza la asociación cultural Manxelón, distinguió a Francisco Feo Parrondo, autor de varios estudios sobre los vaqueiros, y a la Consejería de Cultura del Principado.

Anónimo dijo...

En la lectura produje el error de citar a Cangas en lugar de Salas pero omití citar a Acevedo pues no corresponde tal y como me corrigieron las especialistas María Cátedra y Nuria Glz.Tras la cita de Jovellanos incluí:"Resulta tópico socorrido apoyarse en Jovellanos, pero no lo será tanto si, además de valorar su extraordinaria capacidad y análisis, criticamos, de nuevo con Francisco Rodríguez, que el polígrafo gijonés no hubiera intuido la importancia económica de la leche para la Asturias de su tiempo. Los vaqueiros vivían con el autoconsumo pero faltaba un Jovellanos, un político, un emprendedor y pensador que hubiera impulsado la comercialización del producto como ya hacían con la trajinería, la arriería e, incluso, con el pescado que llevaban de la costa pixueta a las montañas".

Terminé mi discurso apoyando la ejecución del corredor del Esva, que debe respetar y ptoteger la Barzanieta, el barrio antiguo de Naraval

Asturias era, y es, ganadera.

Los vaqueiros lo tenían claro".

MASIP

Anónimo dijo...

Me comentaron que te agradecen el artículo del sábado, especialmente el párrafo en que aludes a la conveniencia de buscar una alternativa al paso de la carretera que salve el barrio de la Barzanietxa y que no es otra que aprovechar el actual trazado, igual que en Navelgas.