jueves, 16 de abril de 2009

Palabras de Masip como ponente en la Comisión LIBE sobre el informe de asilo

Esta comisión ha visitado los centros de inmigrantes en diferentes puntos de Europa, constatando que las condiciones en que se encontraban los demandantes de asilo eran muy dispares y que existían situaciones intolerables a corregir. Así quedó reflejado en los distintos informes.

La situación de los demandantes de asilo no es comparable a la de los inmigrantes en situación irregular. Los demandantes de asilo se encuentran legalmente en Europa huyendo de situaciones de persecución. No vienen atraídos por factores económicos sino expulsados por regímenes contrarios a la libertad.

Cuando se discutió en el pleno la directiva del retorno quedó bien claro que esa regulación no se aplicaría a la futura legislación sobre acogida de demandantes de asilo. Colegas del PPE también lo expresaron así.

Me gustaría comentar los puntos siguientes sobre las enmiendas recibidas:

1. Si la propuesta de la Comisión es buena, y así me lo parece, no la podemos desvirtuar eliminando los puntos esenciales de la misma. Me opongo por tanto a las enmiendas que simplemente eliminan artículos fundamentales como el 8 (internamiento), 9 (garantías), 15 (acceso al mercado de trabajo), 17 (condiciones materiales), 22 (protección de menores) y 25 (asistencia jurídica).

2. Soy consciente de las cargas financieras que puede conllevar la nueva propuesta. En concreto el artículo 17. Estoy estudiando fórmulas para moderar el esfuerzo financiero de las autoridades competentes. En todo caso, la equivalencia no implica que las prestaciones sean iguales a las de los nacionales sino que el resultado sea parecido. Sería importante que se justificasen las diferencias siempre.

3. El internamiento arbitrario de demandantes de asilo es de una injusticia sangrante. Me planteo como fundamental someter el internamiento a su necesidad y al estudio caso por caso, como recurso siempre extraordinario.

4. Aprecio las propuestas del grupo liberal pero disiento en la que respecta al idioma. Limitar la información al demandante de asilo a un "idioma que comprendan o que se pueda presumir que comprenden" rebaja las condiciones actuales y no sería en todo caso aceptable, pienso, desde el punto de vista legal.

5. Es esencial la pronta identificación de los grupos vulnerables demandantes de asilo. Si conseguimos un procedimiento de asilo rápido y eficiente esta pronta identificación no debería incrementar los costes y evitaría además revisiones innecesarias de los expedientes.

No hay comentarios: