viernes, 23 de enero de 2009

Reafirmación europeísta de Laviana


Laviana- Entrialgo- es la tierra de Armando Palacio Valdés en su día muy leído y traducido en Europa. En estos momentos, el Concejo tiene un Alcalde que, en medio de la vorágine comunitaria, hizo llegar al Presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pottering, un sencillo mensaje de fe europeísta. El Coro de Laviana fue el portador de esa carta. Como diputado no he sido ajeno a la constatación de que Laviana es quizá una población y un municipio no muy grandes pero dispuestos al reto. Es la hora de Europa, aquí, en Bruselas, y en cada uno de sus pueblos y ciudades. Deberíamos enfrentarnos "a la crisis con más Europa" como ha dicho con vehemencia y convicción el comisario Joaquín Almunia.

En Laviana nos hemos reunido unos cuantos amigos y amigas tal como lo hicieron hace medio siglo unos asturianos preclaros, herederos del “Grupo universitario de Oviedo”, que bautizara Joaquín Costa a finales del XIX. Mediado el XX era hora de reclamar la libertad, mientras Europa se reconstruía sin España. Fue el tiempo de Salvador de Madariaga y del "contubernio de Munich". Hoy es el momento de reivindicar, ya desde la libertad alcanzada, la Europa Social, en cuya definición hay un indudable acento español. Ahí está la directiva de tiempo de trabajo, o de "tiempo de vida", como la llamé en esta columna, que ha tenido como exitoso ponente a mi compañero Alejandro Cercas, que el viernes próximo estará en el Club de La Nueva España y el sábado en Gijón. Felipe González me preguntaba esta misma semana: “¿le hicisteis la ola a Alejandro?” Pero ni esa directiva ni Tratado alguno aseguran por sí el nivel social alcanzado. La reciente victoria parlamentaria ha de apuntalarse frente a los que todavía no se dan por vencidos en su retrógrada concepción de la vida y del trabajo. Del otro lado del Atlántico, se prometen regulaciones, esperanzadoras y prudentes, con una justa e inapelable confianza “en esfuerzo y honradez”. Son muchos frentes, quizá demasiados, en los que se juega el ser o no ser de la Europa equilibrada y social, también el de los Estados Unidos. Tratándose de niveles sociales del acervo comunitario no cabe actuar sin participación ciudadana. Eso es lo que hemos comprendido en Laviana. Allí estaban, a mi llamada, los Alcaldes Barbón y Reimóndez, éste de Ribadedeva, Iván Raja, Alberto Espeso, José Armas, Marcelo García, Manel Álvarez Suárez, Nieves Meana, Daniel Guerra, Raúl Rodríguez, Juan María Fernández, Sabino Rodríguez Bernia, José María Solís, Aida Fuentes, Maricusa Argüelles, J.M. Suárez, Arantxa Margolles, Jordán Suárez, César González, José Ramón García, Ángel Fernández…

Nada más llegar a Pola, Espeso nos llamaba la atención sobre dos carteles de cursos de inglés y becas en Inglaterra. Ese es el camino recto.

Europa se reafirma diariamente. También en Laviana, municipio cualificado y animoso y con el espíritu del gijonés Marcelo García, siempre joven.

antoniomasipeuropa.blogspot.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Barriste, Antonio, en el debate en la TPA pero no te confíes ni con Garriga ni con los tuyos si quieres ser de nuevo diputado, que lo serás pero con ojo al partido

Anónimo dijo...

Hola Antonio, ¿qué tal? Te estoy viendo, en la TPA, en la Junta del Principado y veo que habéis hablado, sobre la discapacidad y las barreras arquitectónicas.

un saludo y un abrazo.César

Anónimo dijo...

Te vi en la tele con el programa de las preguntas. ya veo que no pierdes tu garra de comunicador. De todas formas, está difícil de vender el producto. al gente está escamada. Pero imagino que es un buen reto para convencer.saludos.isolina

Anónimo dijo...

enhorabuena por haber traido a Alejandro Cercas a Asturias.Flores