miércoles, 6 de agosto de 2008

Geremek




Hace cuatro años Mariano Abad, europeísta asturiano donde los haya, me llamó para solicitar mi voto a favor de que Bronislaw Geremek, una auténtica leyenda de la resistencia judía del ghetto de Varsovia, al que sobrevivió, y luego de la transición polaca contra el comunismo. Se pretendía que presidiera el Parlamento Europeo coincidiendo con la entrada de los países del Este. Naturalmente mi compromiso y mi capacidad de maniobra ya estaban tomados con José Borrell, pero fue una oportunidad para acercarme a la biografía heroica de este intelectual, profesor de Historia medieval, ex ministro de Asuntos Exteriores, liberal que en su juventud había abrazado el marxismo-leninismo. Desde la llamada del profesor Abad he tratado a Geremek levemente pero sobre todo he seguido sus pasos que se convirtieron de nuevo en admirables cuando se negó a la depuración promovida por los hermanos Kaczynski. Estos gemelitos de triste recuerdo institucional le pusieron en la tesitura de firmar, como a todos los funcionarios y representantes políticos, que “nunca había colaborado con el régimen soviético” o que perdiera su acta de diputado. Bronislaw mantuvo el tipo y se plantó al chantaje y a que su nombre se utilizara en la persecución de otros menos conocidos. No quiso esgrimir a su favor ni su historial de fundador de Solidarność ni una rica biografía democrática y académica, simplemente que era diputado y que no se rebajaba ante la arbitrariedad. En el Parlamento encontró un fuerte eco solidario. Anunciamos que no le daríamos bajo ningún concepto de baja por la presión del entonces gobierno polaco. La Fundación Príncipe de Asturias valoraba su candidatura para el Premio de la Concordia de este año. Estaba prevista también su presencia en los fastos del 400 aniversario de la Universidad ovetense. Geremek ganó la partida a los Kaczynski pero ahora un maldito accidente de tráfico terminó con su vida. Con su vida, no con su ejemplo de entereza, resistencia y cordura.

El acto de entrega de diplomas de la Universidad europea de Estrasburgo culminó con un homenaje a este polaco ejemplar. Otros actos se sucederán en la reanudación de la actividad parlamentaria la última semana de agosto.

No hay comentarios: