jueves, 8 de mayo de 2008

Extrema derecha

El joven diputado búlgaro Kristian Vigenin ha realizado un interesante estudio sobre la situación del fascismo europeo que fue debatido recientemente en una conferencia celebrada en sede parlamentaria.

El estudio, fruto de un intenso trabajo de investigación por toda Europa, deja alta la imagen de España donde no existe ningún partido de extrema derecha con representación parlamentaria, aunque de todos es conocido que no faltan ultramontanos que han conseguido un acta en el Congreso o en el Senado.

Tengo colegas de escaño, aquí en Bruselas, que se aprovechan de las facilidades del Parlamento Europeo intentando socavar los principios básicos europeos. El año pasado se creó un grupo político de xenófobos descarados en el Parlamento Europeo que murió por su propia fobia, al apoyar Alessandra Mussolini, la nietísima del Duce, las expulsiones masivas de rumanos en Italia, granjeándole la enemistad de sus compañeros de grupo rumanos.

Desgraciadamente, el extremismo está en alza. En Alemania, la escalada neonazi es preocupante, sobre todo en su parte oriental. Por eso se ha convocado para el próximo 15 de mayo una conferencia contra el extremismo en la bella ciudad de Dresde en cuyo Parlamento regional un partido neonazi, el NPD, disfruta de doce escaños de un total de 124. En otros países de Europa Central y Oriental, como Hungría y Rumanía, el extremismo centra sus ataques en las minorías que pueblan el complejo mapa de esas zonas. En Hungría, el partido de Tudor, perseguidor de húngaros, gitanos, homosexuales y judíos, quedó segundo y tercero respectivamente en las elecciones generales de 2000 y 2004. En Inglaterra, el BNP (British National Party) requiere de sus miembros que sean blancos. El resto de la población es considerada como extranjera, aunque hayan nacido y crecido en el Reino Unido.

Lo más grave, en mi opinión, es cómo el discurso de los partidos de extrema derecha está invadiendo el campo de lo políticamente aceptable en democracia. En Francia, Le Pen no ha conseguido la Presidencia de la República, pero las propuestas de Sarkozy se parecen a menudo demasiado al estilo excluyente de "Francia sólo para los franceses". En cualquier caso, el mensaje de no cabemos más o no tienen nuestros mismos derechos ha sido bien asimilado por otros partidos europeos con representación parlamentaria.

4 comentarios:

Borja dijo...

Soy un lector habitual de su blog y de sus artículos en LNE. Cuando leí su artículo sobre la extrema derecha en "La Nueva" de hoy me quedé perplejo.

Creo que para opinar sobre un tema uno ha de informarse previamente y tener unos conocimientos básicos. Y si que ocurre en su caso con el 90% de los temas que toca, pero no es el caso ahora.

En primer lugar, las etiquetas de "extrema derecha" o "fascismos" hace tiempo que han perdido su valor. Hoy en día cualquier cosa es tildada de fascista o de extremista. Los partidos populistas anti-inmigración europeos no se pueden considerar de extrema derecha. Es una cuestión de programa.

En primer lugar, el NPD no es un partido "neonazi". Es un partido plenamente demócrata (su propio nombre lo dice) que cree en la democracia como el sistema más efectivo. Esto es incongruente con el nazismo.

En segundo lugar (y este es un fallo de los gordos), es completamente falso que el BNP inglés exiga a sus miembros ser de raza blanca. Es más, el BNP posee en Bradford un concejal no-blanco.

Se equivoca cuando afirma que "el mensaje de no cabemos más ha sido bien asimiliado por otros partidos europeos". El mensaje de "no cabemos más" es asimiliado por la población, por el ciudadano de a pie. Un ciudadano de a pie que, como un servidor, está harto de que nuestras fronteras sean el cachondeo padre. Es el pueblo el que ha dicho BASTA y es que aquí no cabemos todos. Y los partidos van a remolque para mantener su poder, pero con mucho retraso.

No hay más que ver la situación en España, donde el 60% de los españoles considera que hay demasiados inmigrantes. Y partidos como Democracia Nacional han aumentado su influencia.

Espero que me perdone por esta pequeña crítica, pero no me he podido contener. Por lo demás, siga como hasta ahora.

Reciba un cordial saludo

ANTONIO MASIP dijo...

Le adjunto en "Documentos y Conferencias de Masip en Europa" el documento en inglés de 30 páginas que ha elaborado el grupo socialista en el Parlamento Europeo y sobre el que me he basado para escribir este artículo.

Anónimo dijo...

Pues la clara tendencia es que en breve estaremos en las instituciones y seremos llave para casi todo, así que hay que ir respetando nuestro derecho a ser elegibles y a convencer a los votantes de la conveniencia de nuestros planteamientos y de la sinceridad de nuestras actitudes en franca diferencia con las falaces conductas de los politiocos actuales.

Heil

Borja dijo...

Gracias por el documento. Acabo de echarle un vistazo por encima y me ha parecido bastante completo. Lástima de la poca información al respecto de España.

Ahora bien, el mismo tiene algunas carencias.

Así a "botepronto" ya he visto dos. Y es que a veces, con tal de "demonizar" a los partidos anti-inmigración se falla a la verdad.

El "Vlaams Belang", partido anti-inmigración flamenco, no es en absoluto anti-semita como ahí indica. Sino que, posee entre sus miembros a conocidos judíos flamencos y diversas organizaciones/asociaciones semitas de Flandes han pedido el voto para el VB, por su carácter anti-islámico.

Más de lo mismo con el BNP inglés, que ha llegado a realizar una campaña para atraer el voto judío.

Espero comentar más en cuanto pueda leerlo más detenidamente.

Reciba un cordial saludo

http://la-pluma-inconformista.blogspot.com