jueves, 22 de mayo de 2008

Día del Mar



El pasado martes 20 celebramos en Estrasburgo el primer día del mar con motivo del que se celebrarán en el futuro actividades de sensibilización y de creación de redes. Esta fecha intentará, a partir de ahora, concienciarnos sobre el patrimonio común y la también común responsabilidad de todos los europeos con los océanos y los mares.
En el Parlamento Europeo aprovechamos esa fecha para recordar y actualizar nuestras peticiones respecto a la política del mar. Mi compañera y gallega de pro donde las haya, Rosa Miguélez, destacó en su intervención en el pleno el preocupante recrudecimiento del fenómeno de la piratería marítima, con sustanciosas aportaciones. El Parlamento pide a la Comisión y a los Estados Miembros la extensión del derecho de persecución por aire y por mar a las aguas territoriales de los estados costeros siempre que éstos den su conformidad. Además, se solicita el desarrollo de un sistema comunitario de coordinación y ayuda mutua que permita a los buques militares de un estado miembro proteger a los pesqueros y mercantes de otros países miembros en aguas internacionales. El problema es grave, pues en los últimos diez años 3200 marinos han sido secuestrados, 500 han resultado heridos y 160 muertos en actos de piratería. El caso del "Playa de Bakio", en Somalia, no es más que el último secuestro de una larga lista.
Sobre otra cuestión de candente actualidad, pecios y restos arqueológicos, el texto del Parlamento solicita la confección de un mapa de los mismos para facilitar su estudio y evitar expolios, pues forman parte del patrimonio cultural e histórico de la Unión Europea. Esperemos que los amigos de lo ajeno, como la empresa norteamericana Odyssey, vean en esta llamada del Parlamento un claro aviso contra sus actividades descaras y delictivas. Esa empresa ha expoliado el buque de la Armada "Nuestra Señora de las Mercedes" que en un yacimiento histórico, propiedad inalienable de España, y los objetos extraídos han de ser devueltos a España, según el Ministro de Cultura, César Antonio Molina.

2 comentarios:

Antonio Arias dijo...

Querido Antonio:

Como lector irregular pero fiel a tu blog, hace tiempo que quería decirte, por escrito, lo que te decimos cuando te vemos en la librería o en el semáforo de Oviedo: que debería ser obligatorio para todo representante político alimentar un blog y mantener informada a la población de las reflexiones y reuniones a que se asiste.
Por eso, gracias.

Respecto al artículo, parece muy oportuno que se intente poner "coto" a estos pescadores de lo ajeno. Los avances de la tecnología permitirán esquilmar, no sólo las merluzas de los caladeros, sino los tesoros españoles diseminados por el mundo.

Por eso, también gracias, por esta iniciativa parlamentaria, tan cargada de simbolismo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

bien.tb sigo el tuyo.este pienso q voy a enriquecerlo con anotaciones más breves con otras muchas inciativas en las q intervengo diariamente.un saludo