miércoles, 16 de abril de 2008

Agua del Ebro para Barcelona



Me da vergüenza que alguien, sea Comunidad Autónoma o agricultor o asociación de agricultores, utilicen el espantajo de la españolidad para protestar por el futuro uso del agua, del Ebro o de donde sea, para el abastecimiento humano de Barcelona. ?Qué sentido -o contrasentido- tiene preguntarse si se trata de un trasvase o no? Desde que hay un mínimo de sentido común el abastecimiento humano es preferente sobre cualquier regadío o uso industrial. Barcelona necesita prevenir para beber no para que crezca su flora ni se llenen sus piscinas ni sus campos de golf o la especulación de un pocero cualquiera, ni tan siquiera para que prospere su industria, que no es el caso para una medida eventual de emergencia. No hay dictámenes jurídicos que valgan, todas las leyes de aguas son invariables en la preferencia de las necesidades poblacionales. Por favor, precisamente la igualdad de los españoles nos obliga no a negar el agua sino a darla para beber, incluso a costa de cualquier regadío tradicional o semejante. Fui Alcalde de una ciudad que padeció graves restricciones de agua. Sé lo que es eso y cómo funcionan las preferencias. La españolidad juega a favor de impedir cualquier obstáculo a que el agua llegue en otoño donde falte a los vecinos. Sé además que Barcelona sabe ahorrar el líquido elemento mejor que nadie.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy bien. Así, razonando, sí. Ahora bien, deben dejarse de una vez de perder el tiempo en inútiles debates identitarios y de marear la perdiz y aplicarse a lo sustantivo, mejorar las redes, etc.

Med dicen que salió Montilla diciendo que la tubería la debía pagar la Generalitat pero que la iba a pagar el Estado.

Hace dos días, Ignasi Guardans decía en la SER que eso de agua para beber que era un cuento, que a ver quién le iba a decir a él qué tenía que hacer con el agua que le llegaba al grifo, si beber, cocinar, lavar el coche o regar el jardín. Que el Ródano...

Anónimo dijo...

He leido tus líneas en EP.Un abrazo.Lioba

Anónimo dijo...

Claro que el agua de boca tiene prioridad.ElPresidente aragonés no tiee mÁs remedo que reconocerlo y aceptarlo,lo inaudito es que los de Valencia y murcia se aferren a su partidismo para negarlo.No se les debería dar de paso unos Estatutos de autonomía que de alguna manera confunden los derechos de unos y de otros

Anónimo dijo...

Te leí en ElPais.Me gustó esa opinión,luego me dí cuenta que era tuya.Un saludo.Cándido

Anónimo dijo...

Los de IU Vasca se abstienen en Mondragón;los de CIU en el agua para Barcelona.Empiezan las locuras de los nacionalistas y comunistas