sábado, 22 de marzo de 2008

Guerra al libro

Mis horas municipales más hermosas fueron quizá las dedicadas a imaginar la Biblioteca de El Fontán, de la Granja, de Ventanielles, de Trubia, del Miñor…de la propia Casa consistorial- bautizada con el prestigioso nombre de Don Luis Arce- en la que pasé momentos deliciosos en el mismo lugar que un ilustre predecesor, con alguna fama de eficaz, se había afanado en regalar los libros que eran estorbo para una ampliación de dependencias burocráticas. Los bibliotecarios tienen siempre mi admiración sea cuál sea la dimensión del fondo que conservan. La labor de Palmira Villa en el Ayuntamiento de Oviedo tuvo el justo reconocimiento de la medalla de la ciudad y el nombre de una calle. Su sucesora, Ana Herrero, no es menos encomiable. De Don Lorenzo Rodríguez Castellanos, al que dedicamos la biblioteca infantil de la Granja, tuve el honor de ser su amigo, pese a la diferencia de edad. En la Universidad, inolvidables Doña Carmen Guerra y a Doña Herminia Balbín y veo cómo ahora Ramón Rodríguez ha elevado su función a cotas de dignidad ejemplares. Cómo no recordar también con sumo afecto a Don Raúl Arias del Valle en el Archivo catedral y en el seminario metropolitano, e incluso a Amparín Sordo, en el especializado del Hospital General. Todo son probablemente nostalgias, porque uno va para antiguo en su amor desmedido a los libros y a esos seres superiores que los cuidan, cuando me informan que se ha declarado la guerra a las bibliotecas y a los bibliotecarios.¿Y por qué decirlo ahora y meterme en un charco más? Pues porque me estoy enfrascando en Montaigne y abomino de los cobardes: este ataque al acceso al libro, aunque sea sin la temperatura de combustión con la que titulaba el clásico, me parece de la misma magnitud anticultural que el abortado de las trillizas trileras de Calatrava. ¿O no es terrible perder la perspectiva de las bibliotecas que se fraguaron incluso por la actual corporación municipal?

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Leí tu articulo de la LNE, me gustó mucho la defensa de quienes son los guardianes de la inmensa obra cultural acumulada del saber humano. También visité tu blog, mi más sincera felicitación por tu transparencia patrimonial.j.a.

Anónimo dijo...

Estoy en Llanes y ya lo he leido esta mañana. Lo del Ayuntamiento de
Oviedo y su politica de bibliotecas es vergonzoso, Antonio. Realmente
todo lo relacionado con el libro lo es ultimamente. Cuando era niña, en
Turón, en Mieres, habia unas bibliotecas estupendas.
Mentira que bajo los adoquines estaba el mar, mentira que los nuestros
lo
hacen mejor y mentira que el mundo es mas leido y mas hermoso.
Al final: Todo es mentira salvo familia y amigos. Ultimamente estoy muy
descreida

Anónimo dijo...

Precioso. Ojala lo lea mucha gente para que cada vez mas, recuerden lo
que tu hiciste y se den cuenta que Gabino no lo hizo todo........ y
sobre todo,ojala te sigas queriendo meter en "Muchos mas charcos" para
ayudar a la gente a despertar

Anónimo dijo...

Comparto tu preocupación aunque desconozco lo que exactamente está pasando con las bibliotecas de la querida Vetusta.Recomendaría la lectura,siempre actual, de ortega:"La misi´n del bibliotecario"

Anónimo dijo...

De esa conferencia de Ortega y Gasset es "el bibliotecario del porvenir habrá de dirigir al lector no especializado por la selva selvaggia de los libros y ser el médico, el higienista de sus lecturas".Da pena que en Oviedo lo olviden

Anónimo dijo...

Pero,¿a cuantas bibliotecas le quitan bibliotecario?Me dicen que a seis.La de Trubia ya cerró.Si así fuera es una brutalidad.¿Se puede corregir?

Anónimo dijo...

Esta reestructuración salvaje que se plantea para la Red de Bibliotecas municipales tiene que ver con los efectos de Villa Magdalena; el Equipo de Gobierno ya está reduciendo gastos. Esto es un paradoja si tenemos en cuenta los 157.214.21 € en comidas del mes de diciembre.

Publicado por el concejal Sánchez Ramos

Anónimo dijo...

ayvqcrEsta reestructuración salvaje que se plantea para la Red de Bibliotecas municipales tiene que ver con los efectos de Villa Magdalena; el Equipo de Gobierno ya está reduciendo gastos. Esto es un paradoja si tenemos en cuenta los 157.214.21 € en comidas del mes de diciembre.

Publicado por el concejal Sánchez Ramos

Anónimo dijo...

La Concejal Conchita arreglaba esto de la lectura de inmediato si se le propusieran lecturas diarias de "Camino" de Escivá por todos los bibliotecarios a la hora del ángelus.¡Demasiado!

Anónimo dijo...

Lo de Calatrava fue a lo bestia,esto de las bibliotecas no sé si se puede comparar aunque sí me parece que sería una victoria de l inteligencia.¿No dice Gabino de símismo que sbe rectificar?Ocasión pintiparada tiene de poner a sus concejales firmes y en su sitio.la luch por la alfabetizción y la cultura viene de demasiado lejos para que no le haga daño si no la atiende

Anónimo dijo...

Don Lorenzo y Doña Adela eran de Besullo.Gracias por recordarle,yo incluyo también a ella,directora del instituto femenimo.marisa glz

Anónimo dijo...

Hay un escrito de apoyo a los bibliotecarios pero no lo encuentro en la red

Anónimo dijo...

QUERIDO ANTONIO:MUY JUSTO Y BONITO

ABRAZOS

Anónimo dijo...

QUERIDO ANTONIO:MUY JUSTO Y BONITO

ABRAZOS

Gerardo Entrena Cuesta

guillaumme dijo...

En la decisión municipal de eliminar a todos los bibliotecarios/as hay un claro interés en que sea una empresa en concreto la adjudicataria mientras se resuelven unas oposiciones que dicen van a convocar, el asunto se resolverá con poco gasto y a los usuarios se les pedirá callen pues leer no es tan importante como poder comprar en un centro comercial.
Es también un paso más en la minusvaloración del empleo que muchas personas ejercen y han ejercido en el ayuntamiento,actitud que por desgracia no solo se manifiesta en políticos, sino en los mismo trabajadores. Y aquí no hay marcha atrás, las cartas de despido ya han salido,el día 30 al paro los bibliotecarios.Y equivocarme me supondría una inmensa alegría.

Anónimo dijo...

En la sesión del día 2 de Mayo de 2005 el europarlamentario Masip formuló la siguiente pregunta oral a la Comisión Europea:

"En la comparecencia como candidata a Comisaria de la Sra. Fisher del día 6 de octubre de 2004, le pregunté a la hoy Comisaria por la posibilidad de abastecer desde Europa a China, por su rápido crecimiento en el consumo de leche, o a los mercados que han dejado de ser abastecidos por los actuales proveedores masivos de China. Ello porque, aunque China se está preparando para autoabastecerse dentro de algunos años, su ritmo de consumo de leche está siendo vertiginoso.

Ahora diversos industriales europeos han llamado la atención sobre la importancia de ese abastecimiento. ¿Ha reflexionado sobre esto la Comisión? ¿Es interesante para Europa este mercado chino durante los próximos 15 o 20 años? ¿Debería revisarse alguna legislación europea para fomentar el abastecimiento de China y de algunos otros países?"

Esta pregunta pasaría completamente desapercibida si no fuera porque Masip es el abogado de la empresa láctea "Reny Picot".

Manda huevos.

Anónimo dijo...

Fahrenheit 451 de Bradbury está bien traída.En la sociedad imaginada por la novela, de caracter distopico, los bomberos tienen la misión de quemar libros ya que, según su gobierno, leer impide ser felices porque llena de angustia; al leer, los hombres empiezan a ser diferentes cuando deben ser iguales, el cual es el objetivo del gobierno, que vela por que los ciudadanos sean felices para que asi no cuestionen sus acciones y los ciudadanos rindan en sus labores

Anónimo dijo...

Muy bien, Antonuio.
Luis

Anónimo dijo...

las intenciones de la Concejala Conchita...para cubrir los puestos.Ya sabes TODO es cuestión de dinero y cuando este se utiliza de forma inadecuada...

Anónimo dijo...

La montaña se llama el
Pico del Caballo. Queda a la izquierda del Veleta. Desde Greanada se
ven ,sobre todo, el Veleta y el Pico del Caballo. Donde ahora está el
Chiquito, fundado en los años sesenta por el futbolista uruguallo
Echecopar, estaba el café El Ricnconcillo, en el que García Lorca se
reunía en tertulia con sus amigos.

Anónimo dijo...

me parece muy bien. Miguel A.J.

Anónimo dijo...

Estimado Antonio : a mi regreso de Berlín al leer la prensa local
encontré un artículo tuyo en donde mencionas a Palmita. El pasado lunes, con
ocasión de visitar a mi tia Lady en la Residencia Aramo, estuve con
Palmita y la informé de tu artículo de prensa en la cual la
mencionabas.Se alegro mucho y cogiendo la medalla de la ciudad , que siempre lleva
puesta, dijo : "Hay Antanio gran persona y gran Alcalde".

Anónimo dijo...

Ya veo, ahora, en la prensa local que el Ayuntamiento quiere reducir la nómina de las bibliotecarias, hasta esa noticia no había entenddo el sentido del artículo d Masip.Sí, parece importante y convendría que la oposición le diese esa misma importancia.

Anónimo dijo...

Desde el club de lectura de Pumarín, en Oviedo, y como usuarios de la Biblioteca desde sus inicios, deseamos mostrar nuestra preocupación (y disconformidad) por la anunciada reestructuración de la red de bibliotecas de la ciudad.
En esta biblioteca se imparten, entre otras, las siguientes actividades: bebés lectores, cuentacuentos infantil, club de lectura, visitas de colegios de la zona, exposiciones bibliográficas Día del Libro, Navidad, Carnaval, llibros en asturiano, verano entre libros.
El servicio que recibimos del personal del centro es excelente: por su eficiencia, la calidad del asesoramiento cuando lo solicitamos, la voluntad de animación a la lectura.
Desde Pumarín, como amantes de la cultura, y en este caso concreto del libro, queremos valorar el gran trabajo que vienen realizando los bibliotecarios como profesionales del libro y la lectura, así como destacar su trato personalizado -necesario en barrios tan heterogéneos- y su calidad humana. En nuestra opinión, la comunidad está en deuda con estos profesionales, que han venido demostrando a través de los años excelentes cualidades para desarrollar esta labor.
El Ayuntamiento no puede ni debe prescindir de este personal de la red municipal alegando que «está bastante descargado de las funciones propias e inherentes a un bibliotecario». Craso error.

Anónimo dijo...

Existe un manifiesto que parte del personal afectado,
> sobre el cierre de bibliotecas y despido de bibliotecarios en Oviedo. Es
> importante recoger el máximo de firmas posibles sobre este tema tan
> importante para la ciudad.
>
> Para firmar: http://www.firmasonline.com/1firmas/camp

factoria7gritos dijo...

Para firmar el manifiesto: firmar online

Anónimo dijo...

Desde los lejanos días de la niñez he tenido un profundo desprecio hacia quienes, cuando hay un problema, guardan silencio o miran para otro lado, pero cuando estalla la crisis, con total desfachatez, se apresuran a decir: ¡Ya lo decía yo! ¡Ya me parecía a mí! Pienso, amables lectores/as, que también conocéis a «personajes» similares. Por esta razón, quiero matizar la trascendental noticia publicada en LA NUEVA ESPAÑA del 28 de marzo: «El municipio reducirá de trece a seis los trabajadores en las bibliotecas locales». Las razones se basan en las nuevas tecnologías: «El cambio de gestión es necesario porque los usuarios de las bibliotecas no son los mismos que hace quince años. Todo ha cambiado mucho. Estamos en la era de las nuevas tecnologías. El Ayuntamiento quiere aligerar informáticamente la labor de las bibliotecarias, facilitar el acceso de los usuarios y permitir un contacto más directo con las bibliotecarias. El recorte de personal no hará descender la calidad del servicio, la aumentará» (?).

Con todos los respetos, entiendo que es una decisión digna de ser más estudiada y negociada con las profesionales titulares, pues afecta a decenas de miles de ovetenses. La red de bibliotecas es una de las grandes realizaciones de «Oviedo capital cultural», el ilusionante proyecto presentado a los ovetenses en 1991 por el alcalde, Gabino de Lorenzo. Hoy ya es una espléndida realidad. Con el respaldo total del Alcalde, desde la Fundación Municipal de Cultura inauguramos nuevas bibliotecas en: La Corredoria, Ciudad Naranco, Vallobín, Trubia, San Claudio, Pumarín y «Villa Magdalena» (con el excepcional legado del inolvidable don Andrés Tames). Fueron días históricos e inolvidables. Posteriormente, las de San Lázaro y Vetusta completan la red municipal de bibliotecas número uno de Asturias.

Es un gran acierto optimizar recursos basados en las nuevas tecnologías, pero nunca prescindiendo de ejemplares profesionales que llevan quince años desarrollando un excepcional trabajo. Forman parte destacada de la sociedad ovetense a la que sirven. Su calidad humana y profesional y su cercanía a las familias las convierten en consejeras singulares, pues conocen a los niños desde la cuna. Después de doce años de seguimiento puntual, puedo afirmar que hacen una labor en el ámbito cultural similar a la del médico de cabecera en el sanitario.

En resumen, tenemos un capital humano y profesional impagable, y no debemos perderlo. Bien está la incorporación de nuevas tecnologías para potenciar su admirable trabajo. Sin olvidar que lo primero es lo primero. Estas líneas nacen desde el afecto y la colaboración, nunca desde la confrontación. Pienso que personas ejemplares en lo humano y en lo profesional, que han servido a las familias ovetenses, a los niños y a los ancianos como si fuesen sus padres, hijos o abuelos, deben seguir con nosotros. No tienen fecha de caducidad; las nuevas tecnologías, sí. JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ-DEL VISO GARCÍA