jueves, 20 de marzo de 2008

El Tibet



En Agosto de 1990 visité a José Angel Valente, en la sede de la ONU en Ginebra, donde el gran poeta trabajaba como funcionario internacional. Me acompañaban, Bernardino, máximo animador de las comunidades asturianas en Centroeuropa, mi mujer y mis hijos. Nos encontramos allí con un manifestante protibetano. Hablamos con él y tuvimos un pequeño incidente con la policía suiza que quería apartar al joven de la entrada del edificio, pues se esperaba al embajador de China. Hubo de intervenir Valente haciendo valer su condición funcionarial. Luego fotografié a Marco recogiendo el pasquín “Will the world let Tibet disappear?”.Esta imagen me vino a la memoria ahora, diecisiete años después, cuando las manifestaciones se suceden en todo el mundo contra la cruel represión china que debería cesar de inmediato.

4 comentarios:

Paterkarras dijo...

El mayor peligro para el gigante asiático será el interno. Entre las galopantes desigualdades sociales, fruto de su "capitalismo controlado" y las previsibles rivalidades regionales, menudo caldo de cultivo nos espera en esa zona del mundo...

Anónimo dijo...

el PSOE es uno de los primeros en pronunciarse contra la represión china.Está muy bien aunque a nivel de la Unión Europea los gobiernos están mudos todavía.No se puede mirar para otro lado.En el Tibet debe de estar sucediendo un genocidio

Anónimo dijo...

Triste muy triste.
un beso fuerte


sonia

Anónimo dijo...

lo del tibet me parece una crueldad pero solo podemos culpar a sus gobernantes pues sospecho que alli en china viven en la mas absoluta ignorancia...tipico de regimenes dictatoriales hermeticos...me apena que un pueblo pacifico como el tibetano este pasando por esta situacion...lo del boicot a las olimpiadas me parece una idea que no hay que descartar si esto puede producir una apertura real del regimen.