martes, 5 de febrero de 2008

Acerca de las torrecitas...



Como consecuencia de la preocupación que embarga a la UNESCO sobre las futuras torrecitas de Calatrava, se me ha hecho llegar un montaje de cómo van a verse desde la Plaza de la Catedral a la altura de la calle del Águila. Es una imagen terrible que me está preocupando mucho más si cabe. ¡Y pensar que, en mi tiempo de Alcalde, algún defensor actual de las torrecitas se quejaba del impacto, en ese mismo punto, del magnífico edificio del arquitecto Benito Díaz Prieto!!

Con esto de las obras futuras hay que tener siempre un determinado grado de prudencia para que no pase como a Leconte de Lisle que se opuso a la Tour Eiffel para ser luego uno de sus primeros cantores. Sin embargo, en el caso ovetense, me temo se cumplan los versos de nuestro poeta:”Nada queda de ti. La ciudad gira: molino en el que todo se deshace”.

He escuchado a los que son partidarios. Unos, por intereses económicos, pues las plusvalías de obtener 300 pisos y centro comercial en suelo público son beligerantes; otros, quizá por admiración sincera o ignorante hacia la obra de un profesional afamado que está resultando conflictivo y que, en su antecedente ovetense, por sus imprevisiones de estudio, estuvo a punto de generar una catástrofe hace unos meses. Nadie, en cualquier caso, debería ser indiferente a lo que va a ocurrir ni tampoco cabe aceptar por pasividad o cobardía social la que se nos viene encima. En tiempo de la Regenta, el jefe del partido más reaccionario se oponía a los indianos que querían construir torres o rascacielos para ver desde Vetusta su aldea originaria. Su sucesor de hoy, jefe o cabeza de lista, trastocaría los términos, aunque no es responsabilidad de un solo individuo.

Cuando se habla, con expresión impropia que parece haber hecho fortuna, de trillizas, al menos nos sirve para advertir que estamos ante un parto malo y, en efecto, triple e inclinado que va a desangrar sin remedio a esta ciudad. Hace más de veinte años, con el Mundobasket-86 diseñamos una pegatina que resultó muy bien con las alturas insinuadas desde el Norte. Si prospera la caprichosa, enloquecida, especuladora y usurera pretensión de Calatrava y sus corifeos nuestra ciudad pasaría a ser otra. Como alguien ha dicho, “mucho más próxima a Benidorm que a Nueva York”. Al autor parece traerle sin cuidado pues las fabrica al margen de la traza ovetense, para que se queden aquí o en Estambul.

En cualquier caso, están a punto de infligir una herida irreversible a esta ciudad. Ha de constar, al menos, que algunos ciudadanos que queremos a Oviedo no estamos de acuerdo y tomamos nota mental de los que permiten, consienten, toleran o apoyan semejante crimen urbanístico, artístico y social. No es por ánimo vengativo sino porque después del destrozo económico y patrimonial finiseculares es intolerable este nuevo al comercio tradicional, al tráfico rodado, al planeamiento urbanístico y a la ausencia compensatoria de zonas verdes y, aún, a la amable imagen de la ciudad catedralicia. Ya sería imposible el genial novelista que pudo escribir:”la vista no se fatigaba contemplando horas y horas aquel índice de piedra que señalaba al cielo”.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Valiente artículo, sí señor.Cayo

Anónimo dijo...

Si no están a escala yo diría que son mayores.Mayor y más aberrante impacto,por tanto

Anónimo dijo...

Según La Nueva España, Sedes(el Principado)planea otras dos torres en San Lázaro.Aunque el sitio sea menos agresivo pienso que se confunden en parte por lo mismo que dice usted, aunque no sea lo mismo el lugar de El Vasco que condiciona la entrada de Oviedo, la Catedral y es un pelotazo

Anónimo dijo...

Sí las torres de Calatrava son mayors que las de la fotomontaje.La idea,sin embargo,está clara en el artículo.

Anónimo dijo...

¿Y esto va a quedar así?

Anónimo dijo...

Todo depende de nosotros, los ciudadanos, que no votamos estas cosas.¿Para que valen los Planes de Urbanismo si se hacen realmente a golpe de cada caso?

Anónimo dijo...

No voté en las municipales pero de saberlo puede que lo hiciese,le agradezco,en todo caso su información.

Anónimo dijo...

He visto las fotos del montaje de cómo quedarían las torres. Estoy impresionada del grandísimo impacto visual y catatas trófico de las tres torres de Calatrava en Oviedo. Me parece estupendo el artículo e inadmisible que se hagan con esa proximidad a la catedral. Desde luego destroza la ciudad. Tienes toda la razón, lo he vuelto a reeler y me parece muy bien. Ya no existe Oviedo ,solo torres que nos van a agobiar por donde caminemos o vayamos por Oviedo y fuera a kilómetros. Las ciudades deben cambiar pero no así.
Que las pongan por la parte de la zona de los centros comerciales de los cines o más alejadas creando otras zonas de desarrollo de la ciudad pero no en esa zona.

Anónimo dijo...

Gracias por tu artículo. A propósito, sabes que la UNESCO está
considerando retirarle la condición de patrimonio de la humanidad a
San Petersburgo en el caso que Gazprom se decida finalmente a construir
una torre monstruosa con forma de óvalo en pleno casco histórico que
acogería su sede? Cuando las barbas del vecino veas pelar...

Anónimo dijo...

Que pena, como vuelve Oviedo a ser vejado por la postura cerril de negar toda pieza de trabajo estructural o informativo que haga nuestro contrario.

Como alguien que derribó la estación del Vasco, hoy sería patrimonio industrial de la humanidad, se atreve a volver a opinar sobre nada en esta ciudad que ya le demostró, echandolo por derrotona, que no solo no lo hizo bien si no que lo hizo muy mal.

Oviedo es y será siempre singular, notoria, avanzada, polémica, en definitiva será foco de polarización de criticas y alabanzas, sistema infalible de permanecer en el ojo del huracan que genera las visitas turísticas que nos elevan y situan en el altual rango de proveedor de servicios congresuales y turísticos.

Dejad de rebuznar, corifeo de plañideras que intentasteis destrozar Oviedo o impedir que mejorara y volver a las catacumbas a planear otro 34 para destruir la yema del dedo que apunta al cielo, como hicisteis ya una vez, verdad?

Conservar el entorno de lo que bombardeasteis y destruistes es ahora vuestra prioridad, no nos atufeis con las pestuilencias del amargor de vuestras derrotas, permitir que esta Ciudad muy noble y muy leal siga siendo punta de lanza del avance arquitectónico de esta región.

Seguir planeando como se desenseñorea y de desenrancia con vuestro palomar a esta culta, coqueta, presumida y hasta promiscua ciudad de Oviedo que mientras os roeis las tripas ella crecerá y se hará famosa y visitable para mejora de su utilización ciudadana.

Desde el dolor de verte así de chochin.

Anónimo dijo...

Está bien que dejes escribir al mismísimo Alcalde, tan espontáneo, tan reconocible.Te felicito doblemente por el artículo y por el amargor generado en el regidor

Anónimo dijo...

Habría que organizar una Plataforma contra las torres.J.R.Puente

Anónimo dijo...

Por favor no le conteste a ese transfuga arrastrado de Mortera.Usted siga con su postura honrada que los desperdicios humanos se ven cuando pasa la marea.De verdad no se preocupe por los insultos pagados de Montera.A usted se le aprecia pero no entre al trapo de ese arrastrado

Anónimo dijo...

Eso, olvídese de Mortera que no hay mejor desprecio que no hacerle aprecio.Sandoval

Anónimo dijo...

Se puede discrepar, se puede tener una opinión distinta a la oficial. Estaría bueno. Estoy seguro de que en este mismo momento hasta algunos de los más "gabinistas" de esta ciudad tienen serias dudas sobre el proyecto de las torres del Sr. Calatrava. Yo soy uno de ellos, y me siento bien representado por nuestro alcalde, D. Gabino de Lorenzo, aunque no siempre estoy de acuerdo con sus iniciativas. Quiero manifestar la repugnancia que me produce leer manifestaciones como la escrita el 7 de febrero por un anónimo. Ese escrito si que es propio de alguién que está verdaderamente chochin. Que expresiones utiliza, que falta de respeto. El Sr. Masip se merece nuestro respeto. Ójala en el PSOE hubiera más personas como él.

Anónimo dijo...

Vergonzoso lo de las Torres del Vasco. En esa parcela deberían hacer un Teatro moderno y dejar el Campoamor como está para los Premios.

Ningún alcalde sin consenso absoluto puede modificar la estética de una ciudad histórica de forma tan radical. Para muestra los edificios de la Losa, que eran feos en Oviedo y cada día lo son más.

Los votos por muchos que sean no dan vía libre para hacer lo que les venga en gana a quienes gobiernan.

Y mucho menos cuando se pretende comprar la cultura que no se tiene a golpe de talonario o arrimándose al prestigio de arquitectos de marca... como diría un castizo de madrí "a ver si algo me se pega"

No tengo, o más bien no tenía nada en contra de Calatrava si bien en Valencia, su tierra tuvo más miramientos de los que está teniendo en Oviedo. Es más me gustaba y seguro que al Sr. Masip, hombre de exquisita cultura, en principio también.

Podrían habersele encargado muchas obras para la ciudad de Oviedo... El problema es que se le encargan obras para unos cuantos ciudadanos de Oviedo adláteres del PP que pretenden hacer pasar por buenas rentabilísimas aberraciones urbanísticas por el hecho de ser de marca.

Creen desde la alcaldía que este modus operandi sintoniza perfectamente con los ovetenses. Gracias a Dios se equivocan, van viejos y acabados, aun con la viagra chochean, y tienen miedo a no poner la guinda a este pastel de corrupción que les sube la testosterona con cada nueva violación. (Con esta del Vasco planean nada menos que engendrar trillizas)

Oviedo está cambiando, lo veo cada día en los pequeños comercios.
Muchos ovetenses en las tiendas leen la composición del jersey, el tacto, el estilo... y exigen que detrás de la marca haya calidad y además buen gusto y además que LES QUEDE BIEN.


Mantiñan.

Anónimo dijo...

Plataforma si. Pero ya.

Anónimo dijo...

Hay que unir fuerzas entre las plataformas que están surgiendo,el Psoe,Iu y el grupo de Sánchez Ramos "Rivi".