viernes, 7 de diciembre de 2007

El no en Venezuela


El triunfo del no en el referéndum sobre la reforma constitucional propuesta por Chávez ha causado grata sorpresa en España, y en toda Europa, dando esperanzas a quienes deseamos el mantenimiento y la buena salud de una de las democracias con más raíces de América Latina.

El proyecto de reformas mezclaba propuestas dispares pero su núcleo duro (reelección indefinida del Presidente, control personal por éste del Banco Central, desaparición de la autonomía universitaria, etc.) se orientaba hacia una aún mayor concentración de poder en manos del Presidente con claro peligro de incrementar la deriva caudillista.

El no confirma una sociedad más rica y más plural que la que Chávez quiere vender. Entre los partidarios del no se encuentran, además de la oposición clásica a Chávez, partidos que han apoyado al líder venezolano, como PODEMOS, y personalidades antes muy próximas, como Baudel, ex-ministro de Chávez, que consideraba que la reforma constitucional suponía un golpe de Estado encubierto.

La victoria del no puede haber sido más amplia de lo declarado por la autoridades venezolanas. Mi querido amigo y eurodiputado Luís Yáñez, de vuelta en Bruselas tras observar el proceso in situ, me hace ver que el amplio conocimiento por Chávez de los datos manejados por el Consejo Nacional Electoral y el retraso de la publicación de los mismos, unas siete horas después de haber cerrado los colegios en un sistema de voto electrónico, hacen sospechar de la independencia de ese Consejo.

No creo que este resultado inesperado por todos sea el final de Chávez ni de su autodeclarado y fantasmagórico socialismo del siglo XXI. Venezuela sigue siendo, tras nuevo años de gobierno de Chávez un país con muchísima pobreza, corrupción rampante y violencia callejera insoportable (300 asesinatos por fin de semana). La población venezolana ansía un mejor reparto de la riqueza, mayor equidad al tiempo que más libertad de expresión y mayores contrapesos al poder del Presidente. La victoria del no atempera, en todo caso, la confianza de Chávez en el éxito de sus propuestas populistas, demagógicas y autoritarias. Venezuela es más plural de lo que él cree y desea.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

El socialismo del siglo XXI no es autoproclamado por Chavez, sino que es un concepto ideado por el filósofo aleman Heinz Dieterich Steffan.

Anónimo dijo...

Chávez no se invitó nada, todo se lo había dicho Moratinos. El ministerio de Exteriores, después de negar que Moratinos había trasladado las felicitaciones del Gobierno y el Rey a Chávez por el desarrollo del referéndum, ha terminado por admitirlo. Fue en una conversación telefónica con el embajador de Venezuela. Además, la Casa Real negó rotundamente que el Príncipe vaya a reunirse con Chávez y "muchos menos" para trasladarle "un mensaje del Rey", como también dijo Chávez. Exteriores también reconoce que no se trata de un invento del venezolano. Fue el propio Moratinos quien se lo sugirió al embajador. Eso sí lo define como "encuentro fortuito".

!ala! a seguirle el juego al señor Chavez, a Cuba, Iran, Bolivia, y Cia. El que juega con cerillas al final se quema

Anónimo dijo...

Querido Masip: una de las cosas terribles que está causando la globalización y el neoliberalismo es la liquificación ideológica y la pereza neuronal. cada vez que un gobernante que no coincida con los intereses de occidente y gane elecciones democráticas en su país,se le trata como déspota y dictador y cuando es dictador en su país pero coincide con los intereses occidentales (paises árabes de petrolio), se le admita aunque su pueblo sufre esta dictadura. No le parece que occidente está inmerso en un cinismo atróz que´se llegaría a creerse uno de sus mentiras?.

Alicia dijo...

Chávez y la seguridad jurídica de una democracia

Ya hemos escrito y expuesto en diferentes foros y medios de comunicación que Sudamérica tiene una muy importante deuda con la cultura. En aquellos países se padece una incultura profunda, arrastrada del ancestro sin cultivar. Su población, vive al son de los fetiches religiosos, los chismes y el comadreo y todo un baile de pobreza intelectual. Sus dirigentes, son lógica consecuencia de esa ignorancia tradicional.
Venezuela, en particular, usa a su antojo lo que allí se entiende por democracia. El señor Chávez, militar golpista contumaz, parece que obvia asuntos esenciales de la democracia, además del ejercicio del voto y de la limpieza del proceso electoral. Así, ha tenido un promedio de más de seis horas diarias ante las cámaras de las televisiones estatales, utiliza los poderes institucionales y sociales, anegando hasta la ultima posibilidad de discrepancia, gasta extravagantemente el flujo de dinero que le viene del petróleo y se atreve, en un alarde insensato que perjudicaría gravísimamente a sus conciudadanos, a amenazar con el expolio y la intervención publica a la banca y empresas españolas, convirtiendo a Venezuela en un país de alto riesgo para la enriquecedora inversión.
Además, el país latinoamericano, ha entrado en una etapa incongruente de socialismo bananero y demagogo, en el que se emula el lujo capitalista –restaurantes muy caros, comercios con la última tecnología, mujeres siliconadas por doquier-, al tiempo que se pervierte la necesidad alimentaria de la mayoría –sanidad pública desbordada, escasez de productos básicos como la leche, el azúcar y los huevos y una total inseguridad ciudadana de claros tintes mafiosos-. Sin embargo, en insoportable contraposición, en el distrito de Chacao, unos pocos privilegiados pueden pasear con la tranquilidad de los ricos. Cínicamente, la corrupción se alía con la escasez de productos que padece la población, pues, se escamotean al principio, para venderlos después al mejor postor. Chávez interviene los precios, lo que afecta directamente a la demanda de productos.
En este maremágnum de Venezuela –estado rico en materia primas-, a Chávez sólo le interesa la victoria que le permita aumentar su régimen totalitario. Es persona calculadora, que usa los instrumentos de la democracia, a favor de una supuesta patria a la que está arruinando.
Las empresas españolas han encendido sus pilotos de alerta. Son conscientes de que Venezuela no juega limpio en las relaciones internacionales ni en los famosos chefs and balances, músculo civil capaz de hacer contrapeso y freno a la tentación- una realidad- del poder ejecutivo.
En su línea, falsamente populachera, se anima hasta con el Cristo socialista-versión chavista del presunto personaje histórico-.
Ahora, ha perdido el referéndum que le catapultaba, de haberlo ganado, al poder omnipotente, omnipresente y todopoderoso. Se ha quedado en calzones, con una mala leche extraordinaria. Tendrá que seguir poniendo una vela a Dios y otra al Diablo.
Los estudiantes venezolanos han sabido reaccionar. La democracia se lo agradece.
El Rey de España, le está esperando en la próxima cumbre iberoamericana, quizá, para decirle: ¿por qué no te vas?

Anónimo dijo...

Chávez y u chavacanería está reaccionando mejor de lo esperado ante el no venezolano que, como dice el artículo, ha debido de ser más rotundo que el dado a conocer por la Junta o Consejo Electoral.Chávez lo sabe mejor que nadie y debe tomar su consecuencia.Ahora dice que se irá en el 2012.Mucho tiempo para su irracionalidad gobernante.Es hora que lo movimientos opositores tengn una alternativa seria y unificada, apartada de Washington pero muy cercana a unir sus intereses con las democracias emergentes de América Latina.

Anónimo dijo...

Masip: Yo creo que tu lo que tienes que explicarle a los ciudadanos no es lo que está pasando en Venezuela, que lo ignoras totalmente, sino lo que está pasando contigo en el parlamento europeo: que tienes a un sobrino (hijo de un hermano de tu mujer) como "asistsnte" personal remunerado y que no obstante tu delicado estado de salud sigues figurando como en activo con la única finalidad de acabar la legislatura y que así te quede una jubilación millonaria. Vaya cara que tienes.

Anónimo dijo...

Hay que ser canalla para hacer esos comentrios anónimos.Adelante,Masip, eres un ejemplo de entrega en tus condiciones y eso que nome gusta tu opoasición a Fidel.un saludo.Somedano

Anónimo dijo...

Masip no te preocupes por la mala y envidiosa gente que hay, también en la izquierda, sigue adelante que vas bien