sábado, 29 de diciembre de 2007

Boulez




Querido hijo:

No tengo por Mahler la incondicional pasión de otros amigos. Al contrario, hay momentos que me despista y saca fuera del ambiente que me acababa de crear, sin embargo el que su sinfonía núm 8 esté dirigida por Pierre Boulez me ha animado a pedírtelo a los Magos de Oriente. Boulez, además de músico, es una personalidad de la Francia de posguerra. Tu madre y yo le vimos en Chicago al frente de su orquesta. El programa aquella tarde era de los duros y difíciles de conducir y de escuchar.Sin embargo, Boulez, sin batuta como siempre, se hizo con el público con una maestría y un carisma sencillo e inigualable. El público se desgañitó luego aplaudiendo. A no olvidar tampoco para nosotros el que en una ciudad de más de la tercera parte de gentes de color no había ni un solo negro en el centenar de miembros de la orquesta y uno solo entre los espectadores que llenaban el teatro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me gusta que tengas variado el blog.Deberías hacer un periódico digital.bien compuesto