lunes, 26 de noviembre de 2007

El Musel/Mucho ser


La Autoridad Portuaria de Gijón ha tenido el acierto de desarrollar un seminario sobre "Los Puertos y el Transporte Marítimo" que ha reunido en Gijón el pasado lunes a lo más granado de los especialistas europeos en la materia, incluso alguno de la orilla Sur del Mediterráneo.

Además de la calidad de los ponentes y participantes, la cita ha sido especialmente oportuna. Fernando Rexach, el Presidente portuario, ha estado muy fino consiguiendo la presencia estelar del comisario europeo M. Jacques Barrot –tanto por el que también cabe felicitar a Buendía, Díaz Faes, Humberto Moyano y Javier Moreno- que ha podido apreciar in situ las ventajas de Gijón para la próxima adjudicación de ayudas a las autopistas del mar. La disputa con los demás puertos es encarnizada. No obstante, Gijón ha logrado mostrarse también ante los componentes del Arco Atlántico, con el Presidente Areces de anfitrión, como el punto neurálgico y geográfico mejor situado. Las infraestructuras que van a converger en Asturias son bien atractivas para alimentar esa autopista marítima, de la que hace tantos años ya hablaba Jesús Fernández Valdés, el fallecido consejero de Pedro Silva. Además de las autovías terrestres y el tren de alta velocidad ya en desarrollo, estoy seguro de que se encontrará un buen trazado para el ave cantábrico, pues tiempo aún hay para ello, y antes se acometerá la Espina-Ponferrada, que nos aproximará también a Portugal, un objetivo de primer orden, asumido en su parte por el Estado, que compensa a Asturias como razono en mi trabajo, recientemente publicado en libro colectivo, aquí, en Bruselas: "Una sombra en el camino de la solidaridad".

Vigo, igualmente bien posicionado, carece de la idoneidad de Gijón para servir a toda España y apenas valdría para favorecer más allá del transporte de la fábrica Citroen, mientras que El Musel estaría en condiciones de coadyuvar a lo que el vicepresidente de la Loire, Yann Hélary, dijo en el seminario: "Desde Saint-Nazaire a España hay que dar una alternativa a 1.200 camiones por carretera”. En palabras de mi amigo Monreal, consignatario gijonés: "No hay comparación entre el aparcamiento de Gijón y el de Vigo."

En fin: en un mes se resolverá el asunto. En cualquier caso, adopto un juego fonético muy simple que le dije a Barrot: "El Musel es mu…cho ser".No es una etimología pero va camino de ser una descripción.

Nota.-Tal como adelanté en el blog, se alcanzó un acuerdo con el Fiscal de Riga (Letonia) para evitar el ingreso en prisión de los jóvenes españoles acusados de ultraje a la bandera letona. Fue decisiva y encomiable la intervención del nuevo embajador de España en Letonia, el ovetense Paulino F. González-Corugedo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No está mal para decirlo un carbayón.Gracias desde El Infanzón

Anónimo dijo...

Para que el Musel sea lo que usted plantea es absolutamente prioritaria la autovia a Ponferrada como bien dice pues nos da la posibilidad de estar en hora y media en la comarca del Bierzo, en el sur de Galicia y a las puertas del norte de Portugal.

El reto que tenemos por delante en el noroeste peninsular es una eurorregión con el norte de Portugal. En ella esta infraestructura es fundamental para no tener que ir a Galicia para entrar en Portugal.

Un saludo,

Salustiano

Anónimo dijo...

El Sr. Rexach no deja de ser un alto funcionario. No se sabe porqué en esto como en todo el PP se irrita tanto.Si hay saobrecostes, primero se estudian y se critican civilizadamente, luego veremos. En cualquier caso el PP asturiano no debería perjudicar al Musel como lo está haciendo