viernes, 12 de octubre de 2007

GORE, LESSING Y LA FUNDACIÓN


Hay un principio de sentido común por el que no se debe arreglar lo que no está estropeado. Lo solemos manejar en el Parlamento en un montón de lenguas con los correlativos metafóricos a todas las culturas. Los premios Nóbel a Al Gore y a Doris Lessing, ya galardonados con el “Príncipe de Asturias”, prueban que, aquí, hay una Fundación que acierta y se adelanta a Oslo y a Estocolmo. Por favor, que no intenten arreglarla para que la genuina genialidad que, no por casualidad, surge en la masa crítica de nuestros jurados, se siga pronunciando. Y que nadie pretenda absurda y colateralmente pinchar el bisturí, so pena de gerontocracia, que esto va muy bien. Nos lo confirman ahora, de nuevo, las academias de Noruega y de Suecia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La Fundación es una gran institucion y se nota que esta muy ligada a la realidad.

Un saludo,

Juan

Anónimo dijo...

Más o menos se entiende que hay movida de sables.Sería, en efecto,un error

Anónimo dijo...

No encuentro esta columna en La Nueva España donde hoy sale otra en "aquí Bruselas" en la que hay una remisión a este blog en la que no figura el artículo sobre las películas que están preseleccionando los eurodiputados

Anónimo dijo...

Deberías profundizar en ésto,amigo Antonio, ahora que vienen los premios

Anónimo dijo...

Adelante, Don Graciano!!

Anónimo dijo...

Ustedes los que defienden esta "fundaciòn" tienen un pequeño problema , se creen que los asturianos somos tontos , y no es así ,la fundacion es una entidad privada que se nutre de fondos publicos ¿por que ?y otra cosita , haber cuando nos explican por que el señor BOB DYLAN, no vino a recoger tan prestigiosisimo premio ,mutis por el foro , basta ya de fastos y de comilonas que ahí vais todos VIVA LA REPUBLICA