lunes, 1 de octubre de 2007

Debate sobre inmigración

Esta semana mantuvimos en Estrasburgo el debate anual sobre inmigración. Se discutieron los informes de Javier Moreno, que ya comenté semanas atrás, y de Lilli Gruber. Lilli es una famosísima presentadora de televisión en Italia. Es la primera mujer periodista que presentó las noticias de la tarde-noche de la RAI. Ha cubierto multitud de conflictos y se ha especializado en Oriente Medio. Ha escrito, además, varios libros sobre su experiencia en países islámicos. En su informe, se centra, fiel a sus orígenes periodísticos, en la necesidad de un tratamiento más adecuado de los medios de comunicación. Estima indispensable, por otro lado, informar a los interesados sobre las condiciones y oportunidades de la inmigración legal. Información que debería difundirse en terceros países. Es justamente lo que está haciendo el Gobierno español con una campaña publicitaria en la televisión senegalesa, titulada "No arriesgues tu vida para nada, tú eres parte del futuro de África". Los africanos más jóvenes han de ser conscientes de los riesgos inmerecidos de lanzarse a la mar océana. Lilli demanda, asimismo, derechos sociales como la transferencia de las pensiones acumuladas por los inmigrantes que vuelvan a sus países o el permiso de permanencia durante un año en la Unión Europea tras la finalización de su contrato para buscar un nuevo empleo. En fin, las propuestas son numerosas y algunas de notable calado técnico. En todo caso, la inmigración ilegal es, por definición, la otra cara de la legal. Como decía Javier Moreno, “cuanta más inmigración legal haya más reducida será la ilegal”. ”En 2050 la población europea constituirá el cuatro por ciento de la mundial, frente al ocho actual. Hemos de prepararnos ante este tremendo declive demográfico”, en palabras de Martin Schultz, portavoz socialista europeo. Por mi parte, recordé, en el pleno, que, en mi minusvalía transitoria sobrevenida, he debido contratar ayuda que, no habiendo ningún nacional para cubrirla, me facilita un muchacho paraguayo. Recordando a Don Quijote, considero que Sancho, su fiel escudero en la andanza, sería hoy un inmigrante. Tratémosles a todos con dignidad, también con respeto a la ley.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La Sra. Gruber sale mencionada en la película italiana "¡Viva Zapatero!" que inexplicablemente apens se ha visto en España

Anónimo dijo...

prorompente avvenenza