lunes, 23 de julio de 2007

Pregón en teatro renovado



Mucho me prestó asistir al pregón de Santiago. José Luis Mediavilla es un excelente escritor y sus palabras sonaron amenísimas.

Además, la nostalgia que, buen siquiatra, recomendó contener, me afloró enseguida. Fueron muchas sus evocaciones a amigos comunes, Cándido Riesgo, el Dr. Vallina, José Angel Fernández Villa, el poeta Alberto Vega y “Luna de abajo”, Ricardo Labra…No en vano, mi madre es nacida en Sama y la familia cedía a los centenarios festejos santiaguinos su propiedad del Dorado…En nuestra casa de Salinas mi abuela había hecho incrustar un trozo de la suya que había dejado en los años veinte del siglo pasado…

Pero, aún más si cabe, me resultó grato participar en la preinauguración o adelanto informal, con magníficos coro y gaitas, del renovado “Felgueroso”.El Teniente de Alcalde, Paulo González, y la concejala de Cultura estaban legítimamente felices y orgullosos.

Ahí, cuando muchas ciudades pierden sus cines, perdidos en despersonalizados y lejanos centros comerciales, hay que descubrirse ante quienes, sin embargo, los recuperan, incluso para más prestaciones y en pleno corazón del centro urbano. La Cultura es eso: Necesita envoltorio.

La ciudad europea no sería tal de otra manera.

¡Enhorabuena!

No hay comentarios: