lunes, 14 de mayo de 2007

Vivienda

La crisis de las inmobiliarias en Bolsa ha ocupado muchas portadas en las últimas semanas. También el dinero que ganaron o perdieron algunos o el que otros temen ahora no hacer. En cualquier caso, la vivienda sigue siendo un problema en España y en Europa, especialmente para los más jóvenes o en situación más precaria.

El Parlamento Europeo en un informe votado esta semana pide a las autoridades nacionales y locales que refuercen el derecho y la ayuda a la vivienda. El ponente, Alfonso Andria, liberal italiano, parte de la evidencia que la falta de viviendas decentes a precios asequibles influye de manera directa en la vida de los ciudadanos. Sostiene que deberían combinarse diferentes políticas que promuevan el acceso a la vivienda y que mejoren la calidad de la construcción. A este respecto, España ya ha comenzado desde principios de año a exigir la aplicación de la normativa medioambiental europea existente en la construcción nueva.

Las soluciones que presentan los arquitectos más sensibles son tantas como los modos de vida imaginables, presentes y futuros. La vivienda tendría que ser un reflejo de la persona y su entorno. Debería ayudarnos a no desperdiciar tanta energía e insertarnos mejor en el medio que elijamos, ya sea rural o urbano. El ponente apuesta por el mantenimiento de la vitalidad del centro de las ciudades y recuerda que las ayudas europeas regionales permiten la rehabilitación de los espacios de uso colectivo.

La Unión Europea no quiere, sin embargo, meterse en nuestra “casa hasta la cocina”. No existen competencias específicas europeas en materia de vivienda pero sí en otras colindantes como el medio ambiente, la energía, los transportes y la política social que repercuten en la situación de la misma. Europeos con sentido común nos señalan, como el eurodiputado laborista Michael Cashman en su reciente visita a Valencia y Madrid, que no es lógico dar licencia de construcción de viviendas sin tener garantizadas el agua y la electricidad y que el modelo de cinturón de cemento del litoral no es ni recomendable ni sostenible.

1 comentario:

Anónimo dijo...

tema capital de las municipales en elque hay que mojarse un poco más