miércoles, 9 de mayo de 2007

Hoy, día de San Schuman

Al 9 de mayo se le conoce en la jerga funcionarial bruselense como "San Schuman" por la festividad en honor de Robert Schuman padre fundador de la Europa unida.

Entre pasos atrás y adelante lo cierto es que nos encontramos en las bodas de oro europeas en plena y maravillosa utopía.El matrimonio o union fue y sigue
siendo de mestizaje entre socialistas y democristianos a los que se han ido acercando familias menores de liberales, ecologistas, nacionalistas y eurodemocratizados comunistas.

Los españoles hemos entrado tarde. Ahora todo el mundo valora el entusiasmo de nuestro gobierno y de nuestros ciudadanos.Una pena cabe, sin embargo, en este "San Schuman" de 2007 que la derecha civilizada española esté apagada o diluida en esa otra derecha nacional con rescoldos fascistas y antieuropeos de tan tristes recuerdos.
Llegará pronto el día que un PP renovado vuelva al credo democristiano y perfile la recta de Europa. Mi confianza en que esto sea posible me refuerza en la utopía europea en esta fiesta de "San Schuman".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Antonio! Lo primero, felicitarle (si estas cosas se pueden felicitar como las Navidades o el cumpleaños) por su recuperación.
Lo segundo, darle la enhorabuena por decir en Europa lo que todos sentimos en España: un señor que se niega a colaborar con la justicia en el caso de terrorismo más importante de la Historia de España no tiene ninguna altura moral para nada.
Por eso, ver su imagen en las televisiones asaltada por la "indignación" (¡qué bajeza!) de Díaz de Mera me ha hecho escribirle estas lineas para darle mi más sincera enhorabuena.
Ánimo, sobre todo con su recuperación.
Eduardo

factoria7gritos dijo...

Muy bien por poner a Díaz de Mera en su sitio.

Saludos.

sir dijo...

Antonio, tu artículo sobre La Laboral de Gijón, me parece un homenaje merecido al trabajo de esos asturianos que confían en la gente y yo quiero felicitar en tu persona a los políticos que tenéis la enorme responsabilidad de atender y resolver las necesidades de esas mismas gentes, de la mayoría de esas gentes sobre todo de las más necesitadas. Te lo dije por teléfono y te lo digo ahora ¡enhorabuena por tu brillante intervención en el Parlamento Europeo! Fue un chorro de dignidad para los sufridos españoles y europeos que asistimos incrédulos al desarrollo sin complejos de cinismo y mentiras de los políticos que solo piensan que estar en Política es para forrarse, como dijo el famoso munícipe de Benidorm, un tal Zaplana, o para emborracharse y poner en peligro la vida de los demás, como un tal Aznar. Un abrazo