martes, 27 de marzo de 2007

Tacones y caleyes



Según mi buen amigo Lolín, que fuera concejal ruralista, Paloma Sainz habría aprendido a andar sin tacones por las caleyes. La frase es impactante cuando sigue, como es el caso, a la noticia de que la inquieta candidata es el primer político español en tener espacio en second life, el colmo de la modernidad informática. La chica es además oportuna pues desde ayer no se venden ya fincas en ese reino virtual. Tenemos, pues, una persona sagaz, vinculada a la vez a lo más genuino de la comunicación rural, las caleyes, y a la comunicación más sofisticada.

Dicen que son pocos los ovetenses que viven fuera del casco urbano. Puede, no obstante, que sean determinantes. Recuerdo un reportaje parecido al de Paloma hace treinta años. Era a un candidato que se llamaba nada menos que Luis Riera, que tristemente acaba de dejarnos. Un experto foráneo de UCD exigía públicamente entonces al que fuera luego entrañable alcalde que todas las tardes llegase a la sede del partido con los zapatos manchados de andar hablando con los paisanos «por los caminos». Si cambiamos «caminos» por caleyes puede que Paloma esté cumpliendo correctamente obligaciones de manual para ponerse quizá en la misma línea del éxito. Con ella, al final, se podrá lograr lo más difícil todavía: andar con tacones por las caleyes. Un Oviedo sin barreras entre la ciudad y su campo. Tacones cercanos...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un cheque en blanco puede ser la solución a este problema:

http://www.chequeenblanco.com

El PSOE se la juega.

Anónimo dijo...

se la juega a una carta muy grata y bien preparada:Paloma Sainz

Ismael Rey dijo...

Me cuesta entender esta equivocación, teniendo el olfato que siempre tuviste arrimarte ahora ahora a un a perdedora designada y lejana, como sus tacones.

Anónimo dijo...

Un poco machista el comenatrio