martes, 6 de marzo de 2007

Jovellanos y las Pelayas

Manuel Alvarez Valdés, jovellanista militante, entre opiniones muy correctas sobre la insensatez del mobiliario de Porlier y de la Gesta, la improcedencia de peatonalizar la avenida de Galicia y la demasía de un montón de estatuas, se pronuncia también contra la pretensión de las Pelayas de retirar levemente el monumento al polígrafo gijonés.

Desconozco el expediente que estarán tramitando el ayuntamiento y el órgano correspondiente de la Consejería de Cultura, pero, a primera vista, discrepando de mi buen amigo, me parece muy razonable la pretensión de nuestras monjas de clausura. En 1992 y 1993, en una serie de artículos aparecidos en este periódico, luego publicados en un folleto municipal, sostuve que los ovetenses no éramos iconoclastas sino iconomovilistas y que uno de los conjuntos escultóricos que habíamos cambiado de sitio era precisamente ese de Jovellanos.

No importaría mucho que se hiciese de nuevo ahora si es para mejorar. Hay que tener en cuenta que la primitiva urbanización de la que fue plazuela de Jovellanos se hizo con fondos del propio convento --José Ramón Tolívar Faes dixit -- y que el fin que se propone --luz para unas celdas-- es muy loable. No en vano la luz que entró en otra celda de esa misma fachada y manzana iluminó la Ilustración española. Lo que parece irreparable es la recuperación de las "tendenciosas e hiperbólicas alabanzas" --J.R. Tolivar, de nuevo-- que tuvo la primera inscripción "en letras de bronce dorado a fuego" que se creían escritas por el mismo Jovellanos.

Quizá Alvarez Valdés y otros insignes jovellanistas pudieran contribuir a esa reconstrucción epigráfica para mejor conocer la patobiografía del autohomenajeado. Entre tanto sería bueno dejar a las Pelayas, cuya abadesa es una mujer prudente donde las haya, que administren en paz sus intereses y su antiguo patrimonio. A Jovellanos ya se le movió más veces sin quebranto de su nombradía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto se publico en el comentario http://www.elcomentario.tv

Si es fiel a sus principios, o inicios, que nunca se sabe

Supongo que D. Antonio Masip tendrá algo que decir sobre el polculizamiento que ZP le hace a los saharianos de bien, ya que fué ,creo, el primer abogado de esa causa.

No creo que se silencie por amor a la teta , que no necesita.

Anónimo dijo...

Oficialidá darréu

Al dijo...

Estimado Antonio, estoy de acuerdo contigo respecto a la polemica, una mas de las mucha polemicas estériles a las que asistimos aburridos y cabreados, pero no entiendo tu postura en cuanto al nombre propuesto por el Ministerio de Fomento para el apeadero de RENFE. La reaccion del PP en el ayuntamiento, promoviendo una manifestacion de vecinos de Llamaquique es patética y los define muy bien. Es vergonzoso que se mantengan estos nombre de calles en Oviedo, probablemente se deberían haber cambiado antes pero de ninguna manera es aceptable que su mantenimiento les convierta en respetables. Ni Aranda, el traidor, ni el Comandante caballero, ni División Azul ni ninguna otra con esas connotaciones merecen respeto democratico alguno. Me ha parecido mas correcta la respuesta de Trevin y por supuesto la de Fernando Lastra. deberias haber propuesto a estos vecinos tan solicitos que mantuvieran el nombre tradicional que tenia esa zona cuando eramos crios: El Campo de Maniobras, para que hiciera juego con el resto de calles "ilustres" del barrio.