martes, 27 de marzo de 2007

Delphi y su bahía; tan lejos y tan cerca

Mis compañeros parlamentarios andaluces (Yañez, Pleguezuelos, Mabel Salinas, Meyer…) me llevaron el pasado miércoles a una reunión con alcaldes de la mítica Bahía de Cádiz y trabajadores y familias de la empresa Delphi. El asunto que me cuentan no por conocido deja de ser menos espantoso y terrible. Me recordó, en otra dimensión, lo que sufren en San Claudio. Les dije -y pienso- que ya es hora de plantarse en el asunto de las deslocalizaciones. No es de recibo que una empresa marche bien y pase de la noche a la mañana a tener pérdidas ficticias porque supuestamente va a dar mejores rendimientos en otra parte de la UE. Lo de Delphi es simplemente la gota que colma el vaso de la tomadura de pelo organizada. En el Parlamento Europeo no lo deberíamos permitir. ¡Hemos debatido tantas veces las ayudas públicas que, a la vuelta de la esquina, incumplen sus fines! Estos amigos gaditanos, por si no hubiera suficientes argumentos, vienen avalados por una magnífica gestión y una forma de luchar y publicitar sus problemas que ha calado hondo en la opinión pública española.

Ya es hora, digo de nuevo, de plantarnos en el Parlamento Europeo y donde proceda. Hasta mí han llegado con viejos y queridos conocidos (los alcaldes de Puerto Real -Barroso- y de Puerto de Santa María -Fernando Gago) y otros más recientes (Pilar Sánchez Muñoz, alcaldesa de Jerez, José María Román, Alcalde de Chiclana…).Con todos ellos también la pepera Teófila Martínez. Tienen, por tanto, una unidad nada frecuente en la España de hoy. En alguna parte, sin embargo, he leído que hay quien atribuye la crisis a que el gobierno español no se ha puesto de rodillas ante el americano en Irak. Me parece un razonamiento esotérico de los que surgen en el absurdo dialéctico que tantas veces vivimos. Por el contrario, la solución de las deslocalizaciones, que ocupa gran parte del debate de la campaña presidencial francesa, es de transparencia y rotundidad. Cada uno hemos de jugar sinceramente en nuestro sitio y cumplir con nuestras obligaciones. Los parlamentarios europeos también, seamos o no andaluces, que Luis Yáñez y los demás no han de estar ni sentirse solos. Y los de Delphi, tampoco.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por favor, sólo quiero realizar un llamamiento, para que se interese por un caso igual de importante que se sufre en toda la geografía española y no esta teniendo tanto impacto mediático pero está producinendo más despidos que en Delphi.
A continuación, dejo un enlace, en el que se puede comprobar lo que está ocurriendo>: http://www.deslocalizacion.com/

Anónimo dijo...

parece que la actuación de los eurodiputados ha sido eficaz en lo ue les correspondía.hay ue seguir...