martes, 6 de febrero de 2007

Nieve frita

En mis tiempos de estudiante aproveché muchas mañanas entrando a las clases, absolutamente geniales, de Gustavo Bueno, abiertas también a los que no éramos de la Facultad, y, en mi caso, ni siquiera de la Máter ovetense. Gustavo gustaba emplear el absurdo «nieve frita», ridiculizando pensamientos y conceptos imperantes con lo que reían hasta los enviados de la brigadilla político-social a tomar apuntes.
Ahora, me hace reír la reacción contradictoria consigo mismo de un munícipe cuando un día asegura que los problemas insuperables de improvisación se debieron a que «el granizo ocurrió en horas punta» y en las siguientes jornadas «achaca al Principado -o al lucero- la responsabilidad maléfica de cerrar la autopista» impidiendo la entrada de más vehículos al caos.
Una tarde, hace ya cuarenta años, encontré en Syracuse, ciudad del Estado de Nueva York, a un profesor y poeta español, Jaime Ferrán, que llevaba consigo varios ejemplares atrasados del «ABC»: «En la lejanía estos periódicos tienen un valor inmenso, los desmenuzo sin preocuparme de la actualidad». En estos tiempos, me pasa algo parecido. No sólo leo La Nueva España en la red, sino que me presta mucho repasarla en papel por segunda vez con los números que me guarda un quiosco de la Rambla de Cataluña. Esa repetición me hace reparar, por ejemplo, en el absurdo edilicio. Para la nevadona del año que viene, con lo mucho que se malgasta en Vetusta, es de temer que haya dado involuntariamente la idea de la fritanga como solución. Bueno, para el año que viene ya estarán sin mando los actuales mandamases municipales y Oviedo pasará a ser una ciudad sin tanta flagrante contradicción y esperpento.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tristeza ver a alguien que toda su vida fué digno, vendiendose ahora en apoyo de una perdedora cierta.

No sacan 7 y eso debería complacerte despues de lo que te hicieron.

Anónimo dijo...

Queríu Antonio, yo camiento que tu si que tenías que lleer más a Alarcos, a García Arias, a Alonso Zamora Vicente, a Ana Cano pa poder falar meyor d'una cosa como'l patrimoniu llingüísticu asturianu.

Peme vergonzosu y rídiculu qu'un políticu asturianu pueda dicir eses coses que dixiesti nel post del Abate Pierre, y que se llame socialista.

¿Qué socialismu ye esi nel que insultes a los tos ciudadanos y votantes (asturianos, sientolo Antonio, pero tu representes a Asturies) ya ignoras?

Esto parezme mui grave

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Pero Antonio si pusiste ""Presta"", palabra del idioma asturiano, no es castellano!!!!!!!!!!!!


Bueno, un descuido lo tiene cualquiera