viernes, 2 de febrero de 2007

El PPE de Daul


Va mi recuerdo a Jose María Alonso Vega y a Sergio A. Requejo, democristianos de verdad.

Uno de los puestos que se han renovado en el ecuador de la legislatura del Parlamento Europeo es el de Presidente del Grupo Popular (PPE), minoría mayoritaria, que pasa a ser el francés Joseph Daul.

Daul es un personaje estimado y respetado en la Cámara. Lo conocí como Presidente de la Comisión de Agricultura, que manejaba con desenvoltura y acierto, donde enfatizaba una obviedad que no todos comprenden: no puede haber apoyo al campo sin apoyo a los agricultores. Joseph ha forjado su carrera en las asociaciones de campesinos de su Alsacia natal, habla bien alemán y cuentan que es de total confianza de Sarkozy.

Su elección, sin embargo, no fue sencilla. Había un español, muy preparado, políglota y prudente, Méndez de Vigo, que hubiera concitado más apoyos pero fue vetado desde la calle Génova, Faes o quien haya sido. Joseph salió en la tercera vuelta ante el sueco Hökmark por 134 votos contra 115, después de eliminar a otros dos candidatos, cuando Poettering, actual Presidente del Parlamento, había conseguido la Presidencia de su grupo en la primera parte de la legislatura por la práctica unanimidad.

En la última sesión de Estrasburgo, Daul elogió la labor de Borrell, y el pleno brindó al Presidente saliente una merecida ovación a la que no se sumaron los conservadores españoles, con honrosas excepciones como García-Margallo y, sin duda, Garriga de haber estado presente.

La elección en comisiones no está saliendo como se esperaba. Roto el equilibrio interno que existía entre populares, ha habido que esperar hasta esta semana para conocer los nuevos responsables. Esta fricción deja traslucir la puesta en entredicho de la hegemonía germana en la Cámara, reducida a sólo uno de los grandes grupos parlamentarios (Shulz por los socialistas), justamente cuando Poettering se convierte en Presidente del Parlamento. Destaca también la defenestración del hasta ahora todopoderoso Brok (muy próximo a Angela Merkel), que era titular en Asuntos Exteriores. Fue un golpe de efecto de los polacos, que instalan uno de los suyos, Saryusz-Wolski, al parecer menos anticonstitucionalista, por fortuna, que la mayoría de los diputados de la derecha de su país.

Así las cosas, Daul tiene una dura tarea de consenso dentro de su partido y con los demás grupos políticos.



2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

ANTONIO AYER ME DIJERON EN LA ASAMBLEA EXTRAORDINARIA QUE HABIAS AVANZADO UN MONTON EN ESE DURO CAMINO QUE ESTAS SOBRELLEVANDO, PERO CUANDO SE RECIBEN NOTICIAS COMO ESTA QUE NUESTRO GRAN HOMBRE Y COMPAÑERO VA MEJOR, ES COMO SI BROTARA UN RAYO DE LUZ EN MEDIO DE UNA NOCHE MUY OSCURA QUE ALGUNAS PERSONAS ESTAMOS VIVIENDO, TE QUIERO ANTONIO. VICTORIA COORDINADORA ZONA ESTE