viernes, 26 de enero de 2007

Alonso, senador asturiano


La lectura de LA NUEVA ESPAÑA me reconforta cuando trae noticias tan positivas como las investigaciones sobre el co2 del Instituto del Carbón o la mierense presentación de Soft Computing. En otras ocasiones parece que viviéramos en una región con un PP todavía más desmadrado que el propio partido nacional. Es así cuando, en la mayor impunidad e incoherencia, se califica de «Senador vasco» al asturiano José Antonio Alonso por haber utilizado una táctica procesal ya consolidada por el propio PP en legislaturas anteriores.
Con los tiempos que corren, el PP no debería frivolizar ni confundir con la cuestión vasca, tristemente de nuevo en plena actualidad. Esto no es la presentación de un ciclo de zarzuela y opereta, con el Alcalde vestido del personaje de indiano, bravucón y machista. Seriedad y consideración infunde a toda persona de buena fe la trayectoria de mi compañero Alonso. José Antonio es un político íntegro, forjado en lo más granado del sindicalismo metalúrgico. Hijo de un obrero armero, gremio cuya notoriedad social no escapó al relato urbano pormenorizado de Clarín, él mismo fue aprendiz en la Fábrica de la Vega para trabajar luego en aquella clásica Industrial Asturiana. Ahí se forjó nuestro senador con un compromiso cristiano, del que nunca hace gala pero que yo me sé para mí desde que bien le conozco. Ese diario quehacer, y el no menos admirable de Cristina, su mujer, en Ventanielles, en el sindicato, en la política municipal y nacional, tendría que merecer cuando menos respeto del que el PP no parece capaz de tenerse a sí mismo, pues no acusaría a otros de las cosas que practicó.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ninguna persona que se considere socialista puede pretender mancillar el nombre de nuestra tierra considerándose asturiano. Y bien lo demuestran cada día anteponiendo la defensa a ultranza de su partiducho antes que los intereses de los asturianos.
PSOE y acólitos fuera de la nación asturiana por favor, no ensucien más nuestras ciudades y pueblos.

Ismael Rey dijo...

Lamentable que un anónimo diga babayaes sobre lo de ser asturiano o no se qué.

Asturiano es una razón de ser, la politica es, como mucho, un complemento, probablemente, indirecto.

figaredo dijo...

Hola Antonio: Entré hace unos instantes en tu blog por vez primera-soy nueva en esto del blog-,leo de fecha 12 de Enero que tu recuperación va bién, no esperaba menos de tí.Decirte que admiro el interés por la vida y por las personas que mantuviste en todo momento desde tu recuperación, sin duda pensar en los demás ayuda.Ánimo, que queda menos por recorrer, y tú que eres un corredor de fondo sabes como llegar a la meta.
Respecto al artículo sobre el Senador Alonso comparto tú opinión y quiero añadir que si algo no es Alonso es desleal, pero a mi entender no hay que confundir la lealtad con otras cosas, ni los intereses de unos pocos con los de la mayoría y el PP debería de dejar de confundir a la opinión y respetar a la spersonas pese a no compartir las actitudes.Creo conocer bién al Senador Alonso, lo considero una de los socialistas más inteligentes del PSOE asturiano y tengo de él como persona el mejor de los conceptos,por éso no quise dejar de opinar sobre éste artículo, a la vez que me incomoda, porque si algo no necesita Alonso es defensa ,y de necesitarla estoy segura de que él sabría asumirla como nadie.Un afectuoso saludo.
Nieves

Anónimo dijo...

La política no es ningún complemento indirecto para aquellos que afirman que un partido político está por encima de las personas, (Paloma Sáinz dixit).
Socialistas=Antiasturianos. Fuera de asturies d´arréu

figaredo dijo...

hola

figaredo dijo...

hola