martes, 3 de octubre de 2006

Nota sobre la reunión de países mediterráneos de la UE sobre inmigración. Madrid 29 de septiembre de 2006

Asistí a la reunión de los ministros de interior y exteriores de los ocho países mediterráneos (Eslovenia, Chipre, Malta, Italia, Portugal, Francia, Grecia y España) celebrada en Madrid el pasado viernes 29 de septiembre.

La presencia de una representación del Parlamento Europeo, a través de la Comisión LIBE, fue muy bien acogida por los ministros asistentes, algunos de los cuáles saludaron nuestra presencia en sus intervenciones. El trato recibido de los Ministros españoles anfitriones y del personal encargado de la Conferencia fue exquisito en todo momento.

No hubo conclusiones escritas pues, a juicio del Ministro Moratinos se trataba de que la presidencia finlandesa, tomara nota de la común inquietud que manifestaban los diversos países. En efecto todos eran coincidentes en la necesidad de vertebrar una política de inmigración común y de dar un impulso más decidido de Frontex, cuyo representante hizo una exposición amplia de sus objetivos y ambiciones. En todas las intervenciones latía la preocupación por la situación existente, a la que me sumé alegando los acuerdos ya tomados por nuestro parlamento. Debo destacar que algunos participantes me resaltaron el interés demostrado por el Parlamento Europeo en el reciente encuentro de Tampere, al que calificaron de clarividente e insistente ante los varios países insuficientemente mentalizados de la naturaleza del problema y de su dimensión comunitaria.

Todo transcurrió de forma muy cordial y amistosa. El punto álgido de la reunión fue el momento en que el Ministro Sarkozy se quejó de las regularizaciones masivas que España había hecho y las que algunos otros países tenían en preparación. Aseguró que no era una crítica al pasado pues debía de entenderse como una autocrítica a la propia regulación que él mismo habría hecho en el reciente pasado. El ministro francés insistió en la necesidad de una política comunitaria en temas como el ejercicio del derecho de asilo y de la necesidad de destacar las buenas relaciones y la experiencia de algunos países con otros africanos (así Italia con Libia, España con Marruecos y Francia con Senegal) para que beneficiasen al conjunto, así como la urgencia de una verdadera actuación consular conjunta. El vicepresidente Frattini respondió que mucho de lo que oía ya se practicaba y estaba en el ideario de la UE. Moratinos valoró la buena disposición de Francia. El Ministro Pérez Rubalcaba resaltó el agradecimiento a los esfuerzos de Sarkozy pero también la necesidad de evitar enfrentamiento verbal mediático entre las opiniones del Presidente Zapaterero y el Ministro francés.

En la clausura, ya por la tarde, la Vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, tras destacar la importancia de estar unidos países con tantos intereses comunes en este asunto que es capital para cada uno de ellos, hizo ver que no se puede llamar "regulación masiva" a lo ocurrido en España el año pasado pues se regularizaron expedientes individuales, correspondientes a personas que tenían contrato de trabajo, que ya trabajaban desde hacía tiempo y que era prácticamente imposible devolver masivamente a sus países de origen. En cuanto a las medidas que se están efectuando en las fronteras, en los centros de acogida y las de cooperación al desarrollo, la Sra. Fernández de la Vega, sin desdeñar todas esas iniciativas y otras, se mostró convencida de que la medida más eficaz es la repatriación. Los repatriados y sus países de origen deben comprender que no deben arriesgar sus vidas inútilmente y que deben utilizar las vías legales de inmigración a su alcance.


El día después, el Presidente español y el ministro del interior galo mantuvieron una conversación telefónica de treinta minutos de la que divulgaron que habían zanjado sus diferencias y manifestaron su compromiso de colaboración leal en el marco de los objetivos establecidos en la conferencia.

JEFES DE DELEGACIÓN ASISTENTES A LA REUNIÓN DE PAISES MEDITERRANEOS DE LA UE SOBRE ASUNTOS MIGRATORIOS.


ESPAÑA:

1. D. MIGUEL ANGEL MORATINOS (Ministro de Asuntos Exteriores)
2. D. ALFREDO PEREZ RUBALCABA (Ministro de Interior).

PORTUGAL:

1. D. LUIS AMADO (Ministro de Asuntos Exteriores)
2. D. JOSE MAGALHÄES (Secretario de Estado Adjunto y de la Administración Interna)

FRANCIA:

1. D. NICOLAS SARKOZY (Ministro de Interior)
2. DÑA. CATHERINE COLONNA (Ministra Asuntos Europeos)

ITALIA:

1. D. FAMIANO CRUCIANELLI (Secretario de Estado para los países europeos del Mº AAEE)
2. D. GIDO LENZI (Asesor diplomático del Ministro del Interior)

MALTA:

1. D. MICHAEL FRENDO, Ministro de Asuntos Exteriores
2. D. CARM MIFSUD BONNICI, Parliamentary Secretary.

ESLOVENIA:

1. D.DIMITRIJ RUPEL (Ministro de Asuntos Exteriores (MAE)
2. D. ZVONKO ZINRAJH, (Secretario de Estado, Ministerio del Interior (MI)

GRECIA:

1. D.VYRON POLYDORAS (Ministro de Orden Público)
2. D. LOANNIS VALINAKIS (Viceministro de Asuntos Exteriores)

CHIPRE:

1. D. SOPHOCLIS SOPHOCLEOUS (Ministro de Justicia y Orden Público)
2. DÑA. ANNY SHAKALLI (Directora de Emigración del Mº Interior)



PRESIDENCIA FINLANDESA:

1. DÑA. RITVA VILJANEN ( Secretaria de Estado ,viceministra de Interior)
2. DÑA. ANNE SIPILÄINEN (Directora Gral. Adjunta del Departamento Político del Mº de Asuntos Exteriores)

COMISIÓN:

1. D. FRANCO FRATTINI (Vicepresidente de la Comisión y Comisario ELSJ)
2. DÑA . BENITA FERRERO-WALDNER (Comisaria de Relaciones Exteriores)

SECRETARIA GENERAL DEL CONSEJO

1. D. IVAN BIZJAK (Director General Justicia e Interior)


PARLAMENTO EUROPEO:

1. D. ANTONIO MASIP


FRONTEX:

1. D. IKLA LAITINEN, (Director Ejecutivo Frontex)

EUROPOL:

1. D. MAX-PETER RATZEL(Director Ejecutivo de EUROPOL)

No hay comentarios: