lunes, 18 de septiembre de 2006

Moratinos ante la CIA

Miguel Ángel Moratinos ha sido el primer ministro en comparecer ante la llamada "Comisión CIA" del Parlamento Europeo.
Los diputados, por iniciativa de la liberal In´t Veld, debatieron previamente el reconocimiento por Bush de cárceles secretas. Para la conservadora alemana Klamt, esas declaraciones tienen apoyo de electores norteamericanos frente a la preocupación europea que repudia semejantes prácticas.

Moratinos alabó al Diario de Mallorca, que desveló el asunto. Se extendió luego en el alineamiento español con los derechos humanos, en la inexistencia de pactos secretos con Estados Unidos. Asistido por Agustín Santos, fue desgranando los vuelos, presumiblemente contratados por la CIA, hasta deducir que hay dos sospechosos en los que, sin embargo, no constan actuaciones delictivas en suelo español. En todo caso, España no cesará de colaborar en las investigaciones parlamentarias y judiciales. Con un asentimiento generalizado, Salafranca, portavoz del PP, alabó el coraje y disposición del ministro, lo que es significativo cuando en las filas de ese partido no se hacen concesiones a la cortesía y la colaboración, prueba de que en las instituciones europeas hay en ocasiones otro talante.

Los diputados pidieron mayoritariamente la condena de los gobiernos europeos. Moratinos se comprometió a llevar esa opinión a los ministros europeos que se reunían ayer.

Ante la pregunta de Elena Valenciano por las acciones para evitar en el futuro tan horribles actos, Moratinos afirmó que la solución vendría desde la política iniciada por Naciones Unidas frente al terrorismo pero siempre con respeto a los derechos humanos y también desde las legislaciones nacionales que han de hacer inaceptables las entregas extraordinarias de secuestrados. También se comprometió al mejor control de los vuelos. Por último, los gobiernos "han de recuperar apoyos de la opinión pública que condena la falta de transparencia".

Las palabras de Bush habían supuesto, aquí en Bruselas, provocación pero resultaron acicate para seguir trabajando, dada la confesión de parte. Como dijo el diputado Meyer:"es la primera vez que un gobierno reconoce que utiliza cárceles ilegales y secretas que la comunidad internacional no puede tolerar ni en Europa ni fuera de Europa." La visita de Moratinos resultó oportuna para que Europa reafirme su confianza en sus propios valores. A raíz de esta presencia el gobierno británico ha anunciado la comparecencia aclaratoria de su ministro para asuntos europeos.

2 comentarios:

Benjamín dijo...

En este como en otros aspectos, me congratulo de las posturas que en materia de politica exterior viene manteniendo nuestro gobierno. Son ejemplo de buen criterio y de defensa de los ideales socialistas. Gracias a ti, Antonio, por contarnoslas.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo.Es importante mantener una postura digna que aclare la situación definitivamente