miércoles, 13 de septiembre de 2006

Entre Paloma y el collar

Para Ortega, la amistad fraternal «se origina en que al hablar de Fulano coincidimos» y que «cuando se coincide al opinar de Fulano, se coincide en todo lo demás. La coincidencia ni implica, ni siquiera prefiere, ser identidad de juicio».

Los socialistas democráticos ovetenses mantenemos esa coincidencia orteguiana. Podrá haber diferencias, pero no nos fallará la coincidencia sobre el Fulano y tampoco sobre Paloma Sainz, que asume la alternativa integradora.

Se habló de otros candidatos. De la ejecutiva sonaba Carreño, secretario general. Generosamente no se postuló, convencido de su papel, a la manera que Cándido Riesgo diferenciaba las funciones en el partido. Del grupo municipal, descartado Bustillo -buena gente donde la haya-, especulamos con Pilar Alonso y Carlos Llaneza, personas de calidad, dispuestas siempre al consenso. Seriamente, no había más. Las primarias fueron un logro interno, pero hay excepciones. Había que buscar la persona idónea, máxime cuando no despuntaba ningún liderazgo arraigado al que se le cortase el paso. El perfil de la elegida aglutina esas coincidencias de todos.

Los socialistas tenemos objetivos de progreso y contra la corrupción municipal. No podemos abandonar el campo desangrados en taifas, cuando la ciudad y el país esperan lo mejor de nosotros mismos. Hay, pues, que cerrar filas. No es dar aprobación incondicional a lo hecho, sino a la coincidencia partidaria en la que estamos.

El domingo una parte intolerante del público pateó escenas de «Il viaggio a Reims». La temporada pasada, desde el palco municipal, el concejal Sopeña y otros invitados abuchearon, en «Los Gavilanes», a Amparo Valle por lucir bajo su mantón una pegatina de «No a la guerra». «¡Sí a la guerra!» gritaban. Es muy serio y preocupante el ambiente de esta ciudad que se queda atrás en espíritu no sólo político sino también en el ámbito cultural, pese a la calidad de los actos y espectáculos que se traen a Oviedo. ¿Cómo puede anidar una crítica tan vulgar a la Fundación Príncipe de Asturias y a que Avilés tenga el centro Niemeyer? Hagamos una alternativa ponderada a lo que está ocurriendo.

La paloma es paz con el collar de amor de Ibn Hazm de Córdoba, que inspiró aquella cita de Ortega sobre la amistad fraterna.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que Carreño no se postuló generosamente? Entonces rechazará, "generosamente", el puesto de diputado que pactó en la Junta General del Principado ¿no?

Anónimo dijo...

Y Pilar Alonso ¿cesó en sus pretensiones de ser la candidata por buscar el consenso o fuer porque también tiene prometido un puesto de concejala o diputada en la Junta?

Anónimo dijo...

¿Que no había más candidatos? ¿A caso permitieron a alquien más presentarse?, no los había porque dijeron que no se presentasen candidaturas hasta septiembre-octubrey luego van ellos e imponen una en julio, y a los que se les ocurre expresarse democráticamente en contra los expedientan, vaya democracia interna........

Anónimo dijo...

"Había que buscar la persona idónea"

Claro, claro, y mejor que la busquen los 4 iluminados de siempre, que la elijan los afiliados que son tontinos y no saben ver quién puede ser un buen candidato/a. Así de paso como lo deciden entre 4 pueden repartirse los puestos entre ellos, que es lo que han hecho.

Anónimo dijo...

¿De verdad que hay candidato/a mejor?¿No es el pataleo por el pataleo?

Anónimo dijo...

Debería apoyarse a la candidata a no ser que se quiera al actual Alcalde y sus chollos

Anónimo dijo...

El Psoe de Oviedo debería dejar de mirarse al ombligo a base de discusiones internas que en nada interesan a los ciudadanos y preocuparse por una alternativa a lo que realmente pasa en la vecindad.Ojalá que la designación de Paloma Sainz sea un paso en ese sentido firme