lunes, 29 de mayo de 2006

D´Alema

Un grupo de diputados procuramos reunirnos una vez al mes en el restaurante La Mauresse. Se trata de charlar sobre los múltiples retos de una institución plena de los más diversos procedimientos, debates y trabajos.

En uno de aquellas primeras tardes tuvimos al lado, a nuestros homólogos italianos, entre los que destacaba Massimo D´Alema, antiguo primer ministro y líder del Partido Democrático de la Izquierda.

Al salir del establecimiento, con el movimiento de sillas, tintineó en el suelo un llavín que recogí. Correspondía a un despacho de la sede alsaciana. De inmediato se lo ofrecí a mis compañeros. Todos se pusieron a comprobar pero no parecía que le faltase a nadie por lo que me lo quedé en depósito. A la mañana siguiente, en el hemiciclo, se me acercó Massimo para decirme que la llave era suya: había confundido la cerradura de Bruselas con la de Estrasburgo, lo que es frecuente entre nosotros. Los servicios de seguridad, tras abrirle, procedieron, contra su opinión, a instalar un nuevo dispositivo con lo que la llave que yo intentaba devolver era inservible.

Él, de habitual muy serio, me dijo, no obstante, humorística y fraternalmente: “Guárdala bien. Puede que un día te la pida para superar otros cerrojos inaccesibles, tal y como están las cosas con Berlusconi”.

Hace unos días, cuando su partido le nominó candidato a la Presidencia de la República traté de desearle personalmente suerte y de rememorar su llave inútil. No estaba aquí, en Bruselas; le supuse enfrascado, en Roma, desmadejando las mil y una maniobras del Cavalieril caimán, del resucitado senador eterno de la “manca fineza” y de algún otro indispuesto a dejar el poder perdido. Por fin, tras un tenso ajetreo, Massimo fue designado Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Asuntos Exteriores.

Ya le he felicitado. La llave que le custodio no vale para los despachos de la Tour de Estrasburgo, cuyo diseño imita el gorro de Napoleón, ni para los del Palacio romano del Quirinal pero está en la pared del mío, dispuesta a encarar si preciso fuera otras puertas laberínticas, como su dueño ironizaba.

D´Alema no volverá de momento a La Maurese. Tiene más altos retos: su decencia política contribuirá a terminar con el desprestigio y la corrupción que arrastraban los dirigentes de su país últimamente.

3 comentarios:

fernando_santamaria dijo...

Me meto, sin permiso, en vuestro foro para intentar denunciar un tipo de acoso comunitario que creo haber detectado en la Comunidad Autónoma de Galicia y del que soy víctima desde hace cuatro años.

He sido profesor de Secundaria, denuncié el incumplimiento de unas normativas vinculadas con la L.O.G.S.E. (sí, ya han pasado dos leyes más, en este período, pero la normativa a la que me refería sigue en vigor, afectando a todos los planes y todavía sin cumplirse) en mi centro, el I.E.S. 1 de Ordes, y bastantes otros, y fui objeto “ipso facto” de un expediente de jubilación por “incapacidad permanente” promovido “de oficio” por la Consellería de Educación de uno de los últimos gobiernos Fraga.

Desde entonces, soy objeto de un proceso de hostigamiento en las ciudades donde vivo, Santiago de Compostela, el Concello de Carnota que parece orientado a hacerme abandonar la Autonomía, y probablemente el pais, y a impedirme cualquier actividad seria o, al menos, continuada.

A pesar de haber escrito ya bastante sobre el tema, soy incapaz, todavía, de componer un texto que se lea con facilidad o tenga tirón suficiente, sin prestarle bastante atención.

El expediente lo he colgado aquí:

http://interdisciplinariedad-y-locura.blogspot.com/;

Un texto sobre esas formas de acoso, de las que me temo que cualquiera puede ser víctima, aquí en Galicia y cabe que en el estado, aquí:

http://oacossogrupalnagalizadoseculoxxi.blogspot.com/

También estoy en trámites de legalizar un partido político, cuyos estatutos son estos:

http://estatutos-da-udng.blogspot.com/

Me gustaría entrar en contacto con vosotros y ver si sería posible establecer alguna colaboración.

Tampoco descartaría la afiliación en la rama del PSOE de la autonomía y tratar de colaborar con la línea socialista.

Agradecería enormemente una respuesta (o respuestas) que fuesen de utilidad.

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

Anónimo dijo...

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»