sábado, 24 de diciembre de 2005

Inmigrantes de Almería

Aquí, en el Parlamento Europeo, las exposiciones sobre los temas más variados son continuas. Cada uno de los setecientos treinta y dos europarlamentarios tiene derecho a organizar una exposición por legislatura (cinco años). Hay quien promociona una industria de su región o quien patrocina a un artista y así da a conocer su producción de paso que nos enriquece a todos con la variedad de formas y expresiones artísticas que existen en Europa. Recientemente, Daniel Varela, diputado del PP, presentó «Mar de Fondo», exposición del pintor gallego Ramón Trigo, que se centraba en la relación entre Galicia y el mar; Miguel Ángel Martínez, una muestra sobre el Quijote en los veinte idiomas de la Unión Europea; Francisca Pleguezuelos, una exposición sobre jóvenes artistas granadinos, con un magnífico catálogo de poesía y pintura. Más recientemente, ha habido una que me ha llamado sobremanera la atención. «Las Manos del Campo», presentada por la andaluza Mabel Salinas. Es una exposición fotográfica de 80 retratos que pretende mostrar la cara de la realidad del campo almeriense, las personas, llegadas de todos los rincones del planeta, que conviven y trabajan en ese rincón de Europa. Se trata de una mirada directa a la cara, manos y ojos representativos de quienes hacen posible el llamado modelo económico de Almería, reconocido y estudiado por Administraciones y Universidades de todo el mundo. Es un homenaje y una apuesta por la convivencia de los seres humanos, lejos de las diferencias por razones de nacionalidad, sexo, religión o etnia. El trabajo une en Almería a las personas que buscan en esta tierra una salida a su situación social, laboral y política que viven en sus países de origen. En Almería residen personas de más de 110 nacionalidades diferentes. Para la realización de esta muestra se fotografió a 71 ciudadanos representativos de esos países, que se ganan la vida en el campo, junto a trabajadores españoles. Aquí, en Bruselas, Mabel Salinas ha demostrado cómo aportar un original granito de arena al mejor conocimiento del crisol de culturas que constituyen la Europa del siglo XXI.

No hay comentarios: