lunes, 5 de septiembre de 2005

Solidaridad

La reanudación de las actividades parlamentarias, aquí en Bruselas, el 30 de Agosto, ha estado marcada por una exposición homenaje al 25 aniversario de "Solidaridad", primer sindicato libre reconocido en el antiguo mundo comunista.

El aldabonazo que supuso ese movimiento cívico y de oposición política en la precipitación del régimen dictatorial, los papeles jugados por Lech Walesa, luego Premio Nóbel de la Paz, los trabajadores y huelguistas de los astilleros de Gdansk y hasta el de Su Santidad Juan Pablo II, están siendo ensalzados estos días, dentro y fuera de Polonia. Lo significativo es que los actos conmemorativos comiencen en sede parlamentaria con un acto presidido por el Presidente José Borrell. Polonia lleva solamente un año en las instituciones europeas y en el seno de su delegación parlamentaria abundan los llamados euroescépticos. En esas circunstancias es significativo- y, a mi juicio, positivo- que se haya elegido Bruselas para iniciar esta conmemoración. Espero que esto suponga un clima de confianza imprescindible para sacar las instituciones europeas del impasse constitucional tras los noes de Francia y Holanda y a los que las encuestas sumaban un no polaco aún más contundente.

Hay temas inexplicables en ese euroescepticismo pues Polonia, por ejemplo, ha sido privilegiada en el trato comunitario. Así ha obtenido una cuota láctea que es casi el doble de la española con el mismo número de población y muy inferior capacidad de transformación del producto por su industria.

En este 25 aniversario de "Solidaridad" no puedo menos de recordar la manifestación de algunos de sus partidarios en la explanada de Covadonga en Agosto de 1989 con motivo de la visita de Juan Pablo II. Y a nivel más íntimo cabe evocar las intervenciones de Tadeus Malinowski, culto, muy buena persona y de una larga trayectoria vital muy agitada, viudo de la escritora Sara Suárez Solís, que desde una perspectiva laica llamó la atención de Polonia y de otras muchas cuestiones en los círculos culturales asturianos durante varios años.

No hay comentarios: