lunes, 12 de septiembre de 2005

India

Mucho se habla del conflicto de los textiles con China o de la difícil etapa que atravesamos con los Estados Unidos. No debemos olvidar, sin embargo, a los otros grandes actores de la escena internacional, Japón, Rusia e India, si realmente queremos un mundo multipolar donde impere el diálogo frente al conflicto y donde no se excluya a grandes poblaciones.

India reúne hoy a más de mil millones de habitantes. Es un país de contrastes: líder en tecnología pero con 600 millones de agricultores infradesarrollados. Es la mayor democracia del mundo y tiene una riqueza cultural, lingüística y religiosa difícil de imaginar y marginar.

Ya lo afirmó Tony Blair en la presentación de la presidencia británica del Consejo de la UE: «Los EE UU son la única superpotencia, pero, dentro de unas décadas, China e India serán las economías más grandes... La idea de Europa es esencial hoy para que nuestras naciones puedan ser lo suficientemente fuertes como para mantener su posición en el mundo».

La Unión Europa firmó el 7 de septiembre un plan de acción con la India. Emilio Menéndez del Valle, que tan larga y clarividente experiencia ha tenido en Oriente Medio y que ahora se centra en las relaciones con el subcontinente indio, ha sido el encargado del informe del Parlamento europeo.

Emilio destaca que la Unión Europea (ya el mayor socio comercial de la India) conseguirá a cambio del acuerdo mayores posibilidades de inversión. Las instituciones europeas apoyarán además las reformas en el campo de los derechos humanos para reducir las injusticias que aún perviven del sistema de castas o para mejorar el anticuado sistema judicial, que hace que mucha gente se tome en la India la justicia por su mano.

Hay quien critica que un país tan pobre, con necesidades básicas perentorias, distraiga cifras presupuestarias astronómicas en la partida de ciencia y tecnología. Sin entrar en esa decisión política y económica, la cuestión es para Emilio y otros comisionados el fomento de un ambiente colaborador, que está empezando a alcanzar grandes objetivos de progreso mutuo, y, de la misma manera, una distensión internacional que trasciende a las propias India y Europa.

No hay comentarios: