viernes, 15 de abril de 2005

SPRINT FRENTE A LA FELONIA

SPRINT FRENTE A LA FELONÍA.

Aquí en Bruselas, nos encontramos en pleno sprint en materia de perspectivas financieras. Si las decisiones se retrasan habremos salido como Carl Lewis para una maratón en la que mantendremos el ritmo de carrera.

Los esfuerzos de Asturias son transversales. El Presidente Areces defendió ayer su informe sobre las ayudas estatales ante el Comité de las Regiones y la Comisaria de la competencia. El martes y el miércoles el consejero Valledor estuvo en el Parlamento Europeo, junto a la consejera de Murcia, Immaculada García, en contactos con el Presidente Borrell y todos los grupos y en una importante reunión sobre el llamado "efecto estadístico" ante diputados de quince regiones europeas que yo mismo tuve el honor de promover y copresidir con Cristina Gutiérrez-Cortines, del PP. Reunión a la que tuvieron ocasión de asistir medio centenar de gijonesas del grupo de la Secretaría socialista de Igualdad que exhibieron emotivamente una gran bandera asturiana.

Sería una felonía que fuéramos marginados. Asturias ha sufrido una dura reconversión industrial y una adaptación terrible en la agricultura con restricciones de cuotas lecheras y de producción de vacas nodrizas, con resultado de una insuficiente renta agraria familiar y la limitación del derecho al trabajo. No es de recibo, pues, que tras haber cumplido los criterios de convergencia, abierto nuestro mercado, sacrificadas potencialidades nuestras, se recorten ahora de forma drástica derechos por mera estadística, que no corresponde a un crecimiento real.

Varios estados se están oponiendo a nuestras legítimas pretensiones pero es importante el papel del Parlamento para que no resulten traicionados los intereses de unas regiones que necesitan seguir en el llamado "objetivo 1" para la definitiva convergencia con Europa. No vale la demagógica posición de alguna diputada verde de que nos paseemos por los nuevos países para ver cómo se encuentran respecto a nosotros, pues son los ricos los que intentan no pagar sus compromisos de futuro.

Neutralicemos, aquí, en Bruselas, en sprint o maratón, la felonía que se nos estaba preparando.

No hay comentarios: